26 de septiembre
Lunes
Despejado
12°
29°
Martes
Despejado
16°
32°
Miércoles
Despejado
18°
35°
Jueves
Muy nublado
20°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
martes 20 de septiembre de 2016, 02:09

Villa Elisa recibe al campeón de América

Enfrenta al Atlético Nacional, desde las 19.45, en la Villa. Buscará frenar la jerarquía del monarca de la Libertadores.
Sol de América, dispuesto a seguir haciendo historia en la Copa Sudamericana, recibe esta noche, desde las 19.45, al último campeón de la Copa Libertadores, Atlético Nacional de Medellín, en el Luis A. Giagni, de Villa Elisa, por los octavos de final.
Los danzarines son conscientes de que, de los rivales que han enfrentado hasta el momento en la Copa, el elenco colombiano es el de más jerarquía, con más historia y tendrán que tomar precauciones para no ser sorprendidos.
El elenco paraguayo deberá extremar recursos para tratar de sacar un resultado favorable, aprovechando la localía y el acompañamiento de la gente, tal como ocurrió en los dos encuentros anteriores en su reducto.
El entrenador danzarín, Javier Sanguinetti, supo transmitir sus ideas a sus dirigidos para revertir las circunstancias que le tocó pasar en los juegos coperos.
Hoy deberá hacer un planteamiento inteligente para explotar las virtudes de sus jugadores y aprovechar las debilidades que puedan presentarse en el cuadro rival.
ANTECEDENTES. El elenco de Villa Elisa llega a este encuentro tras dejar en el camino a Wilstermann, de Bolivia, en la primera fase; luego al Huancayo, de Perú. En los cuatro partidos que disputó mantuvo la base del equipo y realizó muy pocas modificaciones.
El entrenador argentino que dirige a Sol aún no podrá contar con el volante Marcos Duré, quien sufrió un golpe en el tobillo ante el Huancayo en la ida y no pudo recuperarse.
EL RIVAL. El cuadro colombiano llegó a esta instancia tras superar al Municipal de Perú en la primera fase y luego al Bolívar de la Paz.
El campeón de América es el rival más complicado que le podía haber tocado a Sol.