19 de enero
Jueves
Mayormente despejado
25°
37°
Viernes
Parcialmente nublado
24°
35°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
36°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 19 de diciembre de 2016, 01:00

Víctimas a las que plantaron pruebas no pueden retomar su vida normal

De agosto a noviembre se registraron 3 dudosos procedimientos policiales en Asunción con denuncias por inventarles evidencias. Entre los afectados hay un chico de 14 años. Casos salpican a 9 agentes.

Por Virgilio Cáceres

Tw @Virgilio Cceres

"Utilizan el uniforme para abusar de la autoridad". Así califican las víctimas a policías involucrados en plantar evidencias en dudosos operativos en zonas de Asunción. Droga y armas de fuego son los elementos que en su mayoría utilizan los agentes para involucrar a sus víctimas en supuestos actos ilícitos.

Sostienen que ya no pueden tener una vida normal, lamentaron que el acto de los agentes los manchó ante la sociedad y piden que las eventuales víctimas no callen y denuncien los abusos de poder.

La historia de la diseñadora de zapatos Tanya Villalba; del joven Richard Ramón Pereira Ramírez, que incluso fue víctima de agentes gatillo fácil, por cuya causa quedó parapléjico, y un menor de 14 años, calificado por la Policía como un precoz motochorro, cuando que su caso no pasaba de ser una pelea de parejas en la vía pública, hicieron tambalear a la institución policial tras los escándalos.

Estos hechos se registraron en un lapso de 4 meses e involucran a 9 agentes de la Policía Nacional. Las víctimas aseguraron que un informe policial fraguado, les costó la libertad y la tranquilidad. La empresaria fue víctima de agentes policiales el pasado 11 de octubre cuando a la salida de su negocio, ubicado sobre Denis Roa casi Austria, una patrullera la siguió e interceptó sobre la avenida Mariscal López casi Madame Lynch.

Tras un exhaustivo control y posterior pedido de coima de 10 millones de guaraníes, le plantaron 315 gramos de cocaína. La joven se resistió, grabó el episodio, pero pasó una noche presa. Sin embargo, al viralizar el video se indagó el caso y confirmaron que se trataba de un procedimiento irregular realizado por agentes de la Comisaría 11ª Metropolitana. Richard acusó un disparo de arma de fuego por parte de dos policías de la Comisaría 4ª Metropolitana que protagonizaron un operativo policial irregular el pasado 13 de agosto.

La víctima recorría a bordo de su automóvil hasta que fue perseguida por agentes. Tras el hecho huyó, pero fue atrapado, obligado a arrodillarse y en ese instante recibió un disparo en la columna. Luego, los involucrados fraguaron el informe y plantaron en su poder un arma calibre 22 y marihuana. La Fiscalía descubrió la mentira en el reporte y fueron imputados por plantar evidencias.

El 30 de noviembre, un chico de 14 años discutió con su pareja en el Bº Santa Ana. Para evitar seguir con la discusión, corrió hacia la calle y lo atraparon agentes de la Cría. 21ª Metro. Le plantaron un arma de fuego, acusándolo de motochorro. Su pareja reveló la verdad y 3 policías fueron imputados.