24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 6 de abril de 2017, 02:00

Uso excesivo de fuerza de los policías fue la mecha que dio comienzo al caos

Agentes antimotines hicieron un uso desmedido de la fuerza y antes de apaciguar los ánimos generaron más violencia. Las diferentes imágenes de fotos y videos muestran cómo comenzó todo el descontrol.

A juzgar por las imágenes de distintos medios de comunicación, circuitos cerrados, filmaciones de los canales de televisión, videos aficionados a través de aparatos celulares, fue la policía que empezó a agredir aquel 31 de marzo pasado, cuando ciudadanos empezaron a manifestarse frente al Congreso minutos después que los senadores aliados al presidente Horacio Cartes resolvieron dar su aprobación a la enmienda.

Todo el problema se originó cuando un grupo de antimotines cerró la calle sobre Paraguayo Independiente y 14 de Mayo. Hasta ahí llegaron el presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre, el político y ex ministro Rafael Filizzola y el diputado Édgar Acosta, para hablar con el jefe de los antimotines de modo a que no actúen con violencia, ante la presencia de aún pocos manifestantes.

Sin embargo, antes de conversar, la policía empezó a reprimir, inclusive la mecha que originó el problema fue el disparo en la cara que recibió el diputado Acosta en pleno rostro, de parte de un casco azul que se encontraba en la retaguardia de la primera línea.

Desde ahí ya empezaron varios disparos que alcanzaron a Efraín Alegre y a otras personas, inclusive periodistas y camarógrafos, que igualmente resultaron heridos.

sube la temperatura. Esa violenta acción enervó el ánimo de los manifestantes que reaccionaron también con pedradas. Antes de apaciguar la situación, los agentes antimotines siguieron disparando y el carro hidrante de la policía empezó a disparar chorros de agua contra los manifestantes.

La policía no controló la situación y siguió agrediendo. Ante lo que pasaba, el propio presidente del Congreso, Roberto Acevedo, salió de su oficina y en compañía de un grupo de otros senadores fueron a intentar hablar con el jefe de turno de los antimotines, el comisario Julio Melgarejo.

Acevedo se estaba dirigiendo hacia la fila de uniformados, sobre la calle Paraguayo Independiente, cuando poco antes de llegar un carro hidrante le apuntó directamente y le tiró chorros de agua que les hicieron retroceder. Uno de los custodios del senador también sufrió varias heridas que lo derivaron hasta un centro asistencial. Desde ese momento el descontrol fue total y los agentes empezaron a realizar todo tipo de atropellos.

investigación. La fiscala de la Unidad de Derechos Humanos Liliana Zayas cuenta con todos los videos en los que se observa el actuar de los agentes. Se está empezando a identificar a los que se encontraban en ese pelotón de cascos azules. Con el correr de los días llamará a declarar a los que son identificados en las diferentes filmaciones.