18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 19 de julio de 2017, 01:00

Un fallecido por hipotermia y dos incendios en noche de frío extremo

La Policía Nacional reportó un fallecimiento por las bajas temperaturas, el tercer caso en menos de un mes donde una persona muere por hipotermia. Además, hubo incendios por uso descuidado de braseros

Las bajas temperaturas que hubo entre la noche del lunes y la madrugada del martes último dejaron como consecuencia una muerte por hipotermia y dos incendios provocados por braseros, que fueron encendidos para contrarrestar el frío.

Las autoridades policiales informaron que en Amambay se produjo una muerte como consecuencia de la helada. La Jefatura indicó que un hombre de 60 años, identificado como Fabriciano Flecha Rodríguez, fue encontrado sin vida en la vía pública.

Fue en horas de la madrugada de ayer cuando los agentes de la Comisaría 4.ª de Capitán Bado fueron hasta la Línea Internacional (con el Brasil) casi calle Estrella, del barrio San Roque, y se encontraron con un hombre tendido en el suelo. Tenía una camisa desprendida, un pantalón de tela de jean hasta la rodilla y estaba descalzo.

La médica forense del Ministerio Público, doctora Jane Oliveira, luego de la inspección del cuerpo sin vida, confirmó que la causa de su fallecimiento fue una falla cardiaca debido a la hipotermia.

INCENDIOS. Otros hechos llamativos derivados del extremo frío fueron los dos episodios de quema que se produjeron en el Departamento Central, uno en Lambaré y otro en San Antonio, a consecuencia de descuidos en el uso de braseros.

En Lambaré se quemó una carpintería ubicada en el barrio Paz del Chaco. Según el dueño, Enrique Servían, usaron el elemento para calentar agua y como una forma de combatir el frío de la noche del lunes, junto con su yerno.

Sin embargo, cuando se fue a acostar, el yerno dejó como estaba el brasero y luego la carpintería ardió en llamas y se quemó por completo, además de dos máquinas. Calculan una pérdida de 70 a 80 millones de guaraníes. Por fortuna, las llamas no se extendieron hasta la vivienda, que se encuentra a metros del lugar del siniestro.

En tanto que en San Antonio, un hombre provocó el incendio de parte de su vivienda al dejar un brasero encendido en el dormitorio para calentar el cuarto.

La dueña de casa, Mónica Beatriz Silva Centurión, mencionó a los uniformados de la Comisaría 24.ª Central que nadie se encontraba en la pieza incendiada. La Policía indicó que el trabajo de los bomberos evitó que las llamas consuman más habitaciones.