17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 28 de junio de 2017, 02:00

Suba de salario impactará en USD 27 millones en PGN 2018

El incremento del 3,9% del salario mínimo que empezará a regir desde este 1 de julio, según anunció el Poder Ejecutivo, tendrá un impacto de aproximadamente USD 27 millones (G. 150.000 millones) en el Presupuesto General de la Nación (PGN).

Los técnicos del Ministerio de Hacienda explicaron que el aumento afecta a los sectores de las fuerzas públicas (Policía Nacional y Fuerzas Militares) y al personal administrativo que se encuentre ganando el monto mínimo hasta antes de este reajuste.

Sin embargo, el incremento se dará recién desde el año que viene, ya que el artículo 7 de la Ley de Responsabilidad Fiscal establece que cualquier suba deberá incorporarse en el PGN del siguiente ejercicio fiscal.

Estos USD 27 millones se suman a los USD 51 millones de ampliación presupuestaria que fue promulgado a inicios de este mes por el presidente Horacio Cartes, debido al anterior aumento del sueldo mínimo en un 7,7%, decretado en noviembre de 2016.

“Estamos haciendo los trabajos correspondientes para incluir en el proyecto de presupuesto para el 2018. Es un monto aproximado (los USD 27 millones) en base a los primeros cálculos, pero no va a salir de ese margen”, expresó ayer el director de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, Óscar Lovera.

Anuncio. El ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, anunció este lunes el aumento del salario mínimo en un 3,9%, con lo que alcanza los G. 2.041.123.

Esta suba entrará en vigencia desde el próximo 1 de julio, según informó en Mburuvicha Róga el secretario de Estado, tras reunirse con el titular del Poder Ejecutivo, Horacio Cartes.

El mecanismo automático de aumento está establecido en la modificación realizada a la Ley 5764 del Código del Trabajo, que establece la obligación de que se analice el costo de vida y el índice de inflación cada año, en junio, para el reajuste automático. Anteriormente, la ley solo permitía una suba si la inflación acumulada alcanzaba el 10%.

Este es el segundo reajuste que realiza el Gobierno de Cartes en menos de un año, lo que está generando quejas del sector empresarial. En ese sentido, la Unión Industrial Paraguaya (UIP) advirtió que el incremento podría afectar a la formalidad de las empresas.