23 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 13 de noviembre de 2016, 11:06

Ser campeón olímpico no me cambió la vida, afirma Walter Pérez

Buenos Aires, 13 nov (EFE).- El ciclista argentino Walter Pérez, campeón olímpico en Pekín 2008 junto a su compatriota Juan Curuchet en la prueba Madison, dijo en una entrevista con Efe que ganar la medalla dorada no le cambió la vida y que tras su retiro tiene como principal objetivo ayudar a jóvenes deportistas.

Pérez, de 41 años, explicó que tras alcanzar la gloria en los Juegos Olímpicos de Pekín su vida no se modificó porque su rutina se mantuvo casi intacta, y que el cambio rotundo se produjo en julio de 2015 cuando se retiró y se planteó un nuevo objetivo: ayudar a jóvenes deportistas.

"Ser campeón me abrió puertas, eso sí. Me hizo más conocido y me permitió ir en busca de nuevos auspiciantes", explicó.

Pérez también participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004 y Londres 2012.

En los Campeonatos Mundiales de Ciclismo en Pista ganó una medalla de oro, una de plata y tres de bronce.

Sin embargo, afirmó que "como el Estado no estaba tan presente antes como ahora" en el deporte, él no pudo tener la misma preparación que sus rivales.

"No estábamos en igualdad de condiciones para competir, pero nos favoreció en ese momento no tener esa igualdad previa a la competencia. Esa desigualdad la utilizábamos como fuerza, porque pensábamos: cuándo subamos a la pista, somos todos iguales y ahí vamos a demostrar lo que somos", aseguró.

"Arriba de la pista estamos todos en igualdad de condiciones. Pensar eso nos sirvió como una herramienta a nosotros para lograr los objetivos", agregó Pérez, que hacía dupla con Curuchet.

Pérez sostuvo que fue "difícil" para él cuando se retiró porque se encontró con mucho tiempo libre, que antes dedicaba a entrenar.

"Recién después de un tiempo me di cuenta que lo podía utilizar como lo utilizo ahora, para volcar mi experiencia, para tratar de ayudar a los jóvenes deportistas para que no se equivoquen y para que les sea más fácil recorrer el camino hacia el objetivo", agregó.

Pérez dijo que ahora trabaja volcando su experiencia a los chicos y promoviendo la práctica del deporte.

"La ventaja del ciclismo es que cambia de escenario todo el día, todo el tiempo. No hablo en contra de otros deportes, cada deporte tiene algo lindo, su particularidad. La particularidad del ciclismo es que podés disfrutar del aire libre y de la naturaleza, porque cada minuto vas cambiando de paisaje", explicó.

Pérez disertó este viernes en Buenos Aires en el evento Deporte al Servicio de la Humanidad, organizado por la Fundación Boca Juniors Social y patrocinado por el Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano.

Allí compartió sus experiencias y sostuvo que la práctica deportiva es sumamente útil para transmitir valores y enseñanzas.

"Todo el mundo primero practica el deporte como un juego, después se convierte en un deporte y después se hace de alto rendimiento", explicó.

"Si vos podés inculcar valores desde la etapa del juego, cuando estás en el alto rendimiento ya sabés, por ejemplo, que en el deporte a veces se gana y otras veces no se gana, y que hay deportistas que ganan y otros deportistas que no ganan, y no por eso no son exitosos", concluyó.