3 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
domingo 16 de octubre de 2016, 01:00

Puerto Guaraní logra media sanción para expropiar tierras

Por Alcides Manena

PUERTO GUARANÍ

En el día de la recordación del descubrimiento de América, en la Cámara de Diputados se aprobó el proyecto de expropiación de las tierras de Puerto Guaraní perteneciente al distrito de Fuerte Olimpo del Departamento de Alto Paraguay. Se trata de unos 4.823 hectáreas que se encuentran en poder de la empresa uruguayo-francés Abialor.

El diputado José Domingo Adorno, de Alto Paraguay, dijo que la solución de la problemática social en Puerto Guaraní está en manos de los parlamentarios, de devolver la dignidad de paraguayos dándoles un pedazo de tierra para la sobrevivencia y el arraigo.

Los pobladores de la lejana localidad chaqueña manifestaron estar contentos por el logro obtenido ya que llevan muchos años luchando por un pedazo de tierra. Conformados en comisión incluso no olvidan que fueron violentados en sus derechos por los empresarios de origen extranjero.

El proyecto original de los habitantes fue de 12.500 hectáreas que fue recortado y reducido en 4.881 hectáreas que fue expropiado años atrás. Recientemente en el 2015, a raíz de un intento de desalojo donde un abogado de Abialor SA encabezó la comitiva, resultaron heridos varios sintierras y fue brutalmente golpeada la presidenta de la comisión de tierras, Carmen González.

Esto propició que varios legisladores y toda la fuerza viva de la comunidad encabezado por el diputado Adorno decidieran presentar otro proyecto de expropiación para que los habitantes recuperen sus tierras en las que llevan viviendo muchas décadas.

El pedido fue aprobado por amplia mayoría de Diputados y pasó a Senadores para su estudio, donde los vecinos, unos 2.000 habitantes, esperan que se apruebe para dar paso a la promulgación del Poder Ejecutivo.

En la comunidad señalaron que la empresa extranjera pretendía adueñarse del casco urbano donde están sedes educativas, policiales, judiciales, eclesiales y otros entes.