21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 8 de mayo de 2017, 02:00

Promueven desarrollo sustentable en exótica zona del Gran Pantanal

Con la cría de carpinchos y especies de pacú y otras actividades pro ambientales, una fundación de origen asiático apunta a concretar el proyecto. Con la iniciativa buscan la preservación ecológica del lugar.

En las inmediaciones del Gran Pantanal se erige el puerto Leda en el Departamento de Alto Paraguay. En el lugar se encuentran instalados integrantes de la Fundación para el Desarrollo Sustentable en las Américas del Norte y Sur.

El grupo es dependiente de la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, más conocida como Secta Moon, por su polémico fundador Sun Myung Moon.

En el 1999 la fundación adquirió una importante cantidad de extensión de tierras en Alto Paraguay. Actualmente, cerca de 19.000 hectáreas se encuentran en litigio, según el asesor jurídico de la fundación de origen asiático.

ACTIVIDADES. Los trabajos desarrollados en la propiedad guardan relación con la preservación de la naturaleza, sostienen los directivos.

El rubro principal es la actividad piscícola. Como un aporte ecológico, desde hace cinco años realizan siembra de alevines de pacú en el río Paraguay, con el fin de repoblar el recurso hídrico con dicha especie.

Este año, además de arrojar 120.000 alevines de pacú, fueron lanzados al agua 1.000 peces ya reproductores.

La iniciativa es realizada a través de una alianza con técnicos de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

"Estos reproductores son producto de reproducción artificial obtenidos en el laboratorio de la fundación. Un pacú puede producir por cada kilo 100 a 120.000 huevos", señaló Magno Barreto, técnico de la UNA.

peces con chip. Los peces adultos cuentan con una marcación física. Se trata de la incrustación de un dispositivo que cuenta con código para registrar el tamaño, sexo y el peso de cada pacú que fue lanzado al río.

Además de estas informaciones, la idea es definir el índice de migración para ver hasta dónde llegan.

Comercio. Con la importante infraestructura disponible para la acuicultura, la idea además es ampliar el nivel de producción de más especies para el comercio y así ganar mercados, tanto nacionales como internacionales, comentó el vicepresidente de la fundación, Michito Sano.

Señaló además que con ello habría mayor oportunidad de trabajo para los pobladores de las zonas aledañas.

VIDA SILVESTRE. Otra de las producciones es la cría de porcinos de forma natural. Lo hacen de una manera peculiar.

"Durante los primeros dos meses de vida, los cerdos son resguardados en un establecimiento y a la hora de cada comida tocamos una campana. Esto es para que vayan estudiando el sonido y sepan que cuando haya ese ruido es la hora de comer. Luego los liberamos y se manejan por el campo, pero cuando suena nuevamente la campana todos vienen apresurados", comentó Sano.

Por otro lado, cuentan con un pequeño criadero de carpinchos. La idea es también repoblar la zona, al igual que el pacú por lo que se encuentran estudiando el sistema para los cuidados y alimentación.