22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 2 de julio de 2017, 02:00

Proliferación de gasolineras urge nueva reglamentación

La Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio (Apesa) alertó sobre el descontrolado crecimiento de estaciones de servicio y sin la reglamentación adecuada por parte del Estado.

Un hecho que no pasa desapercibido en la capital y el interior del país es la aparición interminable de construcción de nuevas estaciones de servicio de combustibles. Pese a que la aparición de este fenómeno fue advertida hace unos años –debido a que no respetan ni la distancia unas de otras, además de ubicarse a metros de hospitales o centros educativos–, sigue cada vez más vigente.

En conversación con ÚH, el nuevo titular del gremio Apesa, Alejandro Guggiari, apuntó que el negocio de la venta de combustibles en estaciones está complicado para operadores que tienen una estación en particular y son en realidad mipymes.

Afirmó que "hay una ausencia del Estado y directamente del MIC, debido a que no establece ningún tipo de reglamentación y hoy tenemos 22 distribuidoras, que es una barbaridad para un mercado como el nuestro".

Insistió en que hay dejadez en el control y que el MIC culpa a los municipios de permitir nuevas estaciones, cuando es la entidad que debe habilitar, regular y fiscalizar.

"El Ministerio solo quiere multar a las estaciones de servicio, pero lo que falta es trabajar en una reglamentación", reclamó.

Guggiari indicó que se debe restringir la apertura de estaciones que no contemplen el medioambiente, aspectos técnicos, los tanques, y sistema de seguridad de prevención de incendios y servicios que brinda.

"Yo siempre digo que si seguimos abriendo estaciones, lastimosamente, el transito cada día será peor. Meter hoy un camión para descargar combustible con el tráfico que tenemos", puntualizó.

Lamentó que el MIC se escude en que no puede hacer nada para frenar la instalación de servicentros, debido a los municipios, pero puede establecer que los interesados deban contar primero con las licencias previas de habilitación para pedir luego el permiso de construcción.

DETENER. El presidente de Apesa indicó que la construcción de nuevas gasolineras no pararán hasta que sea restringida por una reglamentación y lo único que hará es redistribuir casi el mismo volumen de venta de combustibles.

Afirmó que no es culpa del sector privado esta situación y adelantó que ya están trabajando con el INTN en una norma para definir exigencias de instalaciones de un servicentro, pero falta que el Ministerio defina la política y el modelo.

Por su parte, el ingeniero Carlos Servín, director de Combustibles del MIC, manifestó que en el crecimiento de las estaciones hay uno que es el real de las nuevas construidas y otras que ya estaban, pero operaban en forma irregular y ahora se formalizaron. Dijo que esto último se logró gracias al control y las elevadas multas establecidas.

Embed