4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 8 de octubre de 2016, 17:26

Por ahora, Paraguay sigue sin cardenal

Desde Roma aclararon que el papa Francisco aún no nombró a un obispo paraguayo como cardenal, si bien existe que se dé esa posibilidad antes de fin de año. Este sábado, surgieron las versiones de que monseñor Adalberto Martínez fue designado como el primer cardenal del Paraguay.

"No hay nada oficial hasta que no anuncie la Santa Sede, el Arzobispado o la CEP. Lo que tenemos circulando es falso", señalaron fuentes cercanas a la embajada del Paraguay ante el Vaticano, representada por Esteban Kriskovich.

Esta aclaración vino después de que en la tarde de este sábado, a través de las redes sociales, se masificara la información de la supuesta designación de Adalberto Martínez, obispo castrense de Paraguay, como cardenal.

Actualmente existen 13 vacancias para ocupar el puesto de cardenal, motivo por el cual nuestro país aguarda que esta vez sí se dé el nombramiento de un obispo paraguayo por parte del Papa.

Francisco había manifestado en una conferencia de prensa ofrecida a los periodistas a su retorno a Roma luego de visitar Azerbayán,que anunciaría a los nuevos cardenales antes de fin de año o a inicios del 2017.

Paraguay, sin cardenal

A pesar del alto nivel de fieles y la devoción en el país, la Iglesia Católica paraguaya nunca ha tenido un cardenal entre sus integrantes.

En Sudamérica, Brasil es el país que cuenta con más purpurados, ocho en total, dos de ellos en la curia del Vaticano. Argentina, además de tener a Jorge Bergoglio como cabeza de la Iglesia, cuenta con tres cardenales más. En Colombia son cuatro los representantes de la Iglesia que pueden participar del cónclave para elegir al Sucesor de Pedro.

Chile, Bolivia y Uruguay cuentan con dos representantes, mientras que Perú, Venezuela y Ecuador con uno. En este último país, el cargo está ocupado por el arzobispo emérito de Quito, Raúl Chiriboga.