4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 26 de septiembre de 2016, 01:00

Ponen en práctica el mensaje papal sobre cuidar la casa común

Primavera con Cristo se denomina la Semana de la Juventud, en Luque, que cerró ayer con una caminata ecológica.

Los integrantes de la Pastoral Juvenil Luqueña tomaron al pie de la letra el mensaje del papa Francisco acerca de cuidar la casa común, en referencia al medioambiente.

Un total de 1.800 jóvenes de la comunidad eclesial, que nuclea a 53 capillas de Luque, aprovecharon la Semana de la Juventud de este año para plantar árboles de tajy en sus comunidades. También hicieron lo propio en el santuario arquidiocesano Virgen del Rosario, donde cerraron la jornada con una caminata ecológica para concienciar a la ciudadanía sobre los efectos del cambio climático y la preservación de la naturaleza.

"El Papa hizo un llamado en cuanto al cuidado de la creación de Dios, que es el planeta Tierra", comentó Paola Vega, coordinadora de la Pastoral Juvenil Luqueña.

Caminata ecológica. Posterior a la misa del domingo, convocó a unos 800 jóvenes en la caminata. Recorrieron poco más de un kilómetro en el centro de la ciudad. Tomaron como bandera la encíclica papal Laudato Sí que habla sobre el cuidado del ecosistema, entendida como la "creación del Altísimo".

En efecto, la reciente edición de la Primavera con Cristo, como se denomina la actividad, se puso por objetivo "reconocer las actitudes que van desfigurando y destruyendo la creación; para tomar conciencia sobre la urgente necesidad de proteger nuestra casa común".

Durante la caminata repartieron volantes a la gente con instrucciones sobre cómo conservar el ecosistema. "Sobre el cuidado de la naturaleza, de no desperdiciar el agua, de no quemar la basura", explicó Paola sobre el contenido.

Tras la peregrinación, los jóvenes se convocaron en el polideportivo de la ciudad, donde participaron de un concierto musical y de momentos religiosos como corolario de la semana de la juventud.

Los luqueños fueron prácticamente anfitriones del Papa en su visita. Ya desde su llegada al aeropuerto Silvio Pettirossi, donde 1.900 servidores de esa ciudad iniciaron el cordón humano que se extendió hacia el centro de Asunción, hasta la misa central en Ñu Guasu.