28 de junio
Miércoles
Mayormente nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente nublado
17°
26°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
14°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 17 de junio de 2017, 02:00

Pobreza creció 2,2%, pese a planes del Gobierno y expansión económica

Los retrasados resultados de la Encuesta de Hogares se dieron a conocer ayer y confirmaron lo que se sospechaba: aumentaron la pobreza y la pobreza extrema, aunque el Gobierno ensaya excusas.

El año pasado la pobreza en el Paraguay aumentó 2,2%, de 26,6% a 28,8%, lo que representa que 1.949.272 personas viven en esta situación, del total de 6,7 millones de habitantes, según resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2016, dados a conocer ayer por la Secretaría Técnica de Planificación (STP).

Los resultados se entregaron luego de semanas en las que corrieron versiones de que el Gobierno retrasó la difusión de datos para ocultar el aumento de la pobreza. La presentación del informe estuvo a cargo de Elizabeth Barrios, titular de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC), y José Molinas, ministro de la STP.

El incremento de la pobreza se registra pese al crecimiento económico del 4,1% que el BCP detectó en el 2016, lo que evidencia que el Gobierno de Horacio Cartes no tuvo éxito en uno de sus principales objetivos: reducir el número de indigentes en el país.

Nuevamente la expansión no se refleja en las cifras. La directora de la DGEEC incluso afirmó que el promedio de fuentes de ingresos en general se redujo un 3%, por lo que la cifra de pobreza aumentó.

En el área rural se registró un aumento de la pobreza del 2% y en el área urbana un 2,5%.

Por su parte, la pobreza extrema a nivel nacional tuvo un leve aumento del 0,3%. En el área rural creció 1%, mientras en el área urbana se mantuvo estable.

Con respecto a la relación entre el crecimiento económico y el aumento de pobreza, Molinas explicó que el crecimiento es una condición necesaria pero no es todo. Puntualizó en que la caída del precio de los commodities, la inflación de Argentina y el efecto climático afectaron a que la pobreza aumente ligeramente.

Nueva metodología. La directora de la DGEEC explicó que la EPH 2016 se llevó a cabo a partir de una serie de cambios metodológicos en la muestra, que se realizó con la participación de un comité técnico interinstitucional, conformado por economistas e investigadores, como José Carlos Rodríguez, Verónica Serafini, César Barreto, Daniel Campos, Fabricio Vázquez, Robert Cano, Claudina Zavattiero, Fernando Medina, Julio Fernández y Roberto Céspedes ( PNUD), Gabriela Farfán y María Ana Lugo (BM), Xavier Mancero (Cepal) y Andrés Osorio (Unicef).

Barrios indicó que el cambio metodológico incorpora actualizaciones de la canasta básica de alimentos y consumo, a partir de resultados de una anterior encuesta sobre ingresos y gastos, del año 2011-2012, con lo cual se tuvieron en cuenta nuevos patrones de consumo de los hogares.

También incorpora una proyección de crecimiento poblacional y aumenta el tamaño de la muestra de 10.500 a 13.000 hogares, incluyendo a la población indígena, por primera vez.

A partir de la nueva metodología, la encuesta revela que las personas pobres residen en hogares cuyos ingresos per cápita son inferiores al costo de una canasta básica de consumo, estimada en G. 630.525 en el área urbana y en G. 446.798 en el campo.

En tanto que para la línea de pobreza extrema el costo de una canasta básica en el área urbana es de G. 235.088 mensuales por persona, y en la zona rural es de G. 214.690 mensuales.

Embed
Embed