23 de junio
Viernes
Despejado
20°
29°
Sábado
Mayormente nublado
19°
28°
Domingo
Mayormente nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 9 de enero de 2017, 02:00

Pese a destrucción de más hectáreas, cultivo de marihuana va en aumento

En seis años eliminaron más de 9.000 hectáreas de macoña; se estima que en la actualidad existen en promedio unas 6.000 hectáreas cultivadas. En menos de 50 años se expandió a ocho departamentos.

La erradicación de plantaciones de marihuana en los últimos seis años fue aumentando, sobre todo en el 2014, año en que fueron destruidas 1.996 hectáreas de la hierba por agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), con la cooperación de organismos internacionales como la Policía Federal del Brasil. En seis años se llegó a destruir más de 9.000 hectáreas de plantaciones de marihuana, según las estimaciones realizadas por los expertos de la Senad.

Con respecto a la incautación de marihuana prensada y cosechada, desde el 2010 hasta el año pasado –en seis años– fueron más de 3.000 toneladas de la droga, causando enormes pérdidas a los financistas del narcotráfico.

Haciendo una comparación, la destrucción de la marihuana cosechada supera ampliamente –en un 90 por ciento– al resultado obtenido en relación a la marihuana prensada.

Estos son los resultados de los operativos de erradicación de plantaciones realizados en estos últimos años, atacando los cultivos como estrategia principal contra los narcos, con el propósito de arrancar de raíz el negocio ilícito que posiciona al país como el mayor productor de macoña.

La mayor incautación de marihuana se dio en abril del 2016, con 19 toneladas decomisadas en Villeta y que tenían como destino el mercado argentino; estaba a orillas del río Paraguay a punto de ser embarcado en una barcaza. Once personas fueron detenidas durante el operativo, que fue encabezado por el fiscal Marcelo Pecci y agentes de la Senad.

Desde el 2010 hubo fluctuaciones de la cantidad de decomisos. Se observó que en este año se incautaron 129.813,226 kilogramos de la hierba, lo que al año siguente –en el 2011– subió a 316.012,232 kilogramos incautados. En el año 2012 se llegó a incautar 175.662,174 kilogramos de la droga, mientras que al año siguiente del 2013 se decomisó 461.893,422 kilogramos, llegando al punto más alto de incautaciones en el año 2014 con 575.960,181 kilogramos de la hierba maldita.

En el 2015 la incautación llegó a bajar a 368.511,663 kilogramos de la droga, mientras por último en el 2016 se llegó a incautar 276.556,959 kilogramos de la droga en expansión.

En los últimos tres años, la incautación y destrucción de marihuana afectó las finanzas del crimen organizado dedicado exclusivamente al rubro macoñero, anulando la producción de la droga por valor de casi USD 700.000.000.

La mayor parte de los operativos de erradicación se da en los departamentos con frontera seca, con la cooperación del Brasil, especialmente con la Policía Federal, que se unió en el trabajo de destrucción de plantaciones porque el mercado de mayor consumo es precisamente el país vecino. Los operativos Alianza realizados por la Senad y la Policía Federal Brasileña plantean una lucha frontal a la producción y tráfico de marihuana en la región, bajo el principio de responsabilidad compartida entre ambas naciones.

EN EXPANSIÓN. En menos de medio siglo de presencia del Cannabis sativa en suelo paraguayo, comenzando en pequeñas parcelas en el Departamento de Amambay, más específicamente en la zona de Capitán Bado, las plantaciones en la actualidad se expanden a ocho departamentos del país, abarcando –según cálculos de la Senad– al menos seis mil hectáreas, de las cuales apenas dos mil son destruidas por los antidrogas.