22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
sábado 29 de abril de 2017, 01:00

Paz Encina hará un filme de indígenas con tomas en 3D

La cineasta paraguaya Paz Encina adelantó que su próxima película será de indígenas aislados, especialmente de una comunidad en vías de extinción, donde buscará reflejar el drama de la migración de los pueblos ancestrales, y contaría con tomas en 3D.

Así lo reveló la realizadora en el primer encuentro del ciclo de entrevistas Contar el arte, que desarrolla la Fundación Texo. La conversación se efectuó el jueves último en la Casa Texo, y como entrevistador participó Fredi Casco, director artístico de la entidad, que apunta a promover el arte contemporáneo.

La laureada cineasta local también recordó los primeros pasos de su carrera, cuando incursionó en el audiovisual con sus cortos Supe que estabas triste y La siesta, en formato VHS, para luego saltar a la pantalla grande con sus producciones Hamaca paraguaya (2006) y Ejercicios de memoria (2016).

“El cine tiene más miedo del tiempo. El video da más espacio a la contemplación, para contar la imagen”, reveló Encina sobre las diferencias de la pantalla chica y grande.

Comentó, asimismo, que su padre fue un opositor y perseguido de la dictadura stronista, por lo cual creció en un ambiente tenso, que influenció la producción de sus películas, especialmente de la última que estrenó el año pasado en el festival de San Sebastián, España.

ARTÍSTICO. Desde una perspectiva artística, considera que la composición del color y de los planos de sus filmes está vinculada con las artes plásticas. “Empecé a trabajar el color con la paleta de la pintura paraguaya”, sostuvo la multipremiada cineasta.

En esa línea, comentó que existe toda una “poética” dentro de los planos de sus producciones, así como cuando los artistas “eligen un óleo o una acuarela en la pintura”.

También manifestó ser una “maleducada” con el guion, ya que durante todo el proceso de trabajo “lo depura como loca”, y detalló que lo primero que trabaja es el “sonido” cuando prepara el libreto, porque luego se ocupa de la imagen.

“El silencio en música es una nota, es lo que no se dice. Tiene que ver con lo siniestro”, apunta la artista audiovisual, que asegura que también “hay poética en el formato”, ya que “cada cámara ofrece algo distinto”.

“Filmo para la pantalla grande”, afirmó, y agregó que Ejercicios de memoria, resultado de su impacto e investigación del Archivo del Terror, “está concebida para verla así”.

Sostuvo que esta segunda película le desafió más que la primera, porque se trata de un documental, “algo distinto a la ficción”, expresó.