16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
domingo 13 de agosto de 2017, 01:00

Parto acuático ayuda a disminuir el dolor de las contracciones

El parto acuático está ganando terreno en el país entre aquellas mujeres que quieren traer a sus hijos al mundo de una manera no tradicional o, simplemente, usan el agua para aliviar el dolor de las contracciones de una forma natural, sin anestesia.

El Centro Médico Bautista ofrece el servicio desde hace un año, la práctica se está expandiendo y llegó a otros centros privados en Ciudad del Este. El Hospital San Pablo sería el primer centro público en ofrecer el servicio tras la inauguración de su nuevo edificio que se prevé para el próximo año.

Laura Garcete fue la primera beneficiaria del parto acuático hace un año. Tras interiorizarse de los beneficios quiso traer a su primera hija al mundo a través del agua. Tras comentar la iniciativa a sus médicos, la apoyaron para instalar la primera pileta en el Centro Médico Bautista.

“La experiencia fue increíble”, dijo Garcete y animó a otras mujeres a sumergirse en la nueva experiencia. Un parto respetado, así fue el proceso para dar a luz a su primera hija, logró caminar en la sala, se sumergió en la pileta, su marido le hacía masajes y una doula (asistente de parto) la acompañó durante el proceso.

EXPERIENCIA. Sentadas en una pileta, con agua hasta la cintura que tiene una temperatura de 37 grados, ellas optan por sumergirse a una experiencia nueva. Alivia el dolor de las contracciones y es menos brusco para el bebé, porque pasa de un medio acuático a otro.

“No se trata de que el bebé nazca bajo el agua. El agua sirve como un método de analgesia. Lo que más hace correr del parto a todas las mamás es el dolor. Entonces el agua surge como un método natural, no farmacológico para aliviar el dolor durante el proceso de parto”, explicó el doctor Guillermo Ramalho, ginecólogo del Centro Médico Bautista.

Más de 8 mujeres optaron por la nueva experiencia, de las cuáles algunas lograron parir bajo el agua, otras pacientes optaron por el método para relajarse antes del parto tradicional. “Todas usan como una herramienta de relajación”, dijo el doctor Ramalho.