6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 30 de septiembre de 2016, 01:00

ONU pide a EEUU y Rusia un nuevo alto el fuego en Siria

EFE

GINEBRA-SUIZA

La ONU instó ayer a Estados Unidos y a Rusia a que prosigan el trabajo para restaurar el acuerdo de alto el fuego en Siria, ya que lo considera como la única salida posible a la catastrófica situación que se vive, especialmente en la ciudad de Alepo.

El enviado especial adjunto de la ONU para Siria, Ramzy Ezzeldin Ramzy, dijo que “nadie ha dado por finalizado el alto el fuego de manera oficial, a pesar de lo cual los combates en Alepo han arreciado con una violencia inusual en las últimas dos semanas”.

Tras las primeras violaciones graves de alto el fuego, que entró en vigor el pasado día 12 y se mantuvo por una semana, la muerte de casi un centenar de soldados sirios en un bombardeo de EEUU y el ataque contra un convoy de la ONU generaron una fuerte tensión entre los dos países.

Sin embargo, expertos militares y diplomáticos rusos han reanudado el contacto con sus pares estadounidenses para evaluar si se puede llevar ayuda a algunas zonas que la requieren de manera urgente.

Ramzy señaló que se contabilizaron 600 heridos de los bombardeos en Alepo que no reciben la atención médica que requieren, por lo que urgió a que se permita la evacuación de una buena parte de ellos, así como la entrada de suministros sanitarios.

“Es claro que se necesita urgentemente de ayuda humanitaria, en especial de material y evacuaciones médicas. Existen maneras de que esto sea posible y estamos listos para hacerlo”, aseguró en una comparecencia ante la prensa.

“La Organización Mundial de la Salud ha presentado opciones para esas evacuaciones, que en estos momentos son una prioridad máxima”, precisó.

Ramzy confirmó que no hay más de 35 médicos que sigan con su trabajo en el sector oriental de Alepo, totalmente superados por las necesidades del área donde actúan distintos grupos rebeldes y “viven no menos de 275.000 personas”.

El representante de la ONU advirtió también de que los alimentos se agotan en el este Alepo y que solo quedan raciones alimentarias para una cuarta parte de sus habitantes.

Ramzy dio cierta esperanza al señalar que en la última semana se consiguió acceder con ayuda, después de varios meses, a seis localidades de Siria, entre ellas Fua y Kafraya (asediadas por grupos opositores) y Zabadani y Madaya (cercada por el Ejército y milicias que les apoyan).