11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 11 de octubre de 2016, 04:55

Nepal celebra el Dashain con el tika para dar fuerza a los más jóvenes

Katmandú, 11 oct (EFE).- Millones de nepalíes celebran hoy la festividad hinduista del Dashain recibiendo el "tika", el punto rojo de polvo rojo salpicado con agua mezclada con crema y arroz, que los más ancianos colocan en la frente a los más jóvenes entre bendiciones.

El tika recibido después de los nueve días de rezos del festival del Dashain, en el que los hinduistas oran a las diosas del poder y la fortuna entre ellas a Nawa Durga, Mahakali, Mahalaxmi y Mahasaraswat, simboliza la victoria de la virtud sobre el mal.

"Se cree que recibiendo el tika y las bendiciones se consigue fuerza para tener éxito", indicó a Efe el monje hinduista Uttam Baral, maestro de sánscrito en el Campus Balmiki de Katmandú.

Aunque hoy es el principal día de las celebraciones, aquellos que no hayan podido visitar a sus parientes podrán aún recibir el tika durante los próximos cuatro días.

A cambio del tika se dan regalos e incluso dinero a los más ancianos.

Más allá de los rituales religiosos, el festival permite a los devotos hindúes aprovechar para juntarse con sus familias y parientes aprovechando los días de asueto.

El Gobierno de Nepal decretó seis días de fiesta ente el 8 y el 13 de octubre dada la importancia de la festividad, en un país de alrededor de 30 millones de habitantes con un 80% de población hinduista.

El director de la Policía de Tráfico, Prakash Aryal, indicó a Efe que alrededor de 2,2 millones de personas se han desplazado por el valle de Katmandú, generalmente desde la capital hacia los pueblos para celebrar la festividad.

La presidenta del país, Bidhya Devi Bhandari, también ofrece tika a la gente que se le acerca, una tradición que se instauró para sustituir el ritual que hacía tradicionalmente el rey del país, una institución que formalmente finalizó en 2008 acabando con la última monarquía hinduista del planeta.