30 de abril
Domingo
Muy nublado
17°
26°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
18°
24°
Martes
Mayormente despejado
19°
27°
Miércoles
Muy nublado
19°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 21 de marzo de 2017, 07:05

Michetti vaticina un año de mucha tensión por los cambios y las elecciones en Argentina

Sídney (Australia), 21 mar (EFE).- La vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, dijo que el apoyo internacional como el de Australia es clave en un año "de mucha tensión" por las reformas que implementa el Gobierno y las próximas elecciones legislativas.

Los comicios de octubre "nos van a generar una tensión particularmente superior a la que veníamos teniendo", dijo en una entrevista a Efe Michetti, que encabeza una delegación que visita Australia hasta el jueves.

La visita forma parte del compromiso para atraer "una lluvia de inversiones" del presidente argentino, Mauricio Macri, quien se enfrenta a una lenta recuperación económica, con un tercio de la población en la pobreza, una inflación del 40 por ciento y una huelga general convocada en abril por los sindicatos.

Para el Gobierno de Macri, que tiene minoría parlamentaria, los comicios para renovar un tercio de la Cámara de Senadores y casi la mitad de los diputados son clave para seguir implementando sus reformas económicas.

Michetti ensalzó estas medidas que provocarán "un sacudón muy importante estructural en el país" y atribuyó la tensión que generan a "los cambios que afectan a sectores muy minoritarios pero que son muy poderosos y que han vivido siempre de la prebenda del Estado"

Por ello, su Gobierno "intenta llegar a países que son ejemplo de progreso y de distribución de riqueza para el bienestar de todos sus ciudadanos para que puedan acompañarnos en eso de manera que podamos tener una Argentina que también pueda ser parte de este tipo de naciones", apuntó.

La vicepresidenta trazó similitudes entre Argentina y países como Australia y Canadá, que poseen un vasto territorio con una población relativamente reducida, así como una enorme cantidad de recursos naturales.

"Tanto Canadá como Australia han logrado un desarrollo humano, de los indicadores de crecimiento, de progreso económico, de bienestar de las personas muy importante y Argentina no, porque Argentina no ha hecho bien los deberes en términos de organización institucional", enfatizó.

La delegación encabezada por Michetti busca duplicar las inversiones australianas en Argentina para alcanzar los 1.500 millones de dólares a corto plazo, y fomentar alianzas comerciales en áreas en que son competidores históricos como el agroindustrial.

"Las empresas australianas y argentinas pueden desarrollar "joint-ventures" (alianzas), proyectos de cadena de proveedores, de valor que se van enlazando, enganchando unos con otros y desde ese lugar ir a mercados que son mucho más demandantes y mucho más exigentes", explicó.

Asimismo, Argentina busca que Australia sea un gran inversor en su ambicioso plan de infraestructuras previsto para los próximos tres años.

"Queremos poner a disposición todas las licitaciones para que las empresas constructoras y de ingeniería australiana puedan ingresar", subrayó Michetti.

Argentina también busca atraer inversiones australianas en el sector energético, incluidas las renovables, y en la minería, para impulsar la explotación de sus recursos que actualmente alcanza solo un 5 por ciento.

Entre estos está el litio, cuya demanda se espera que aumente en los próximos años para utilizar este mineral no metálico abundante en Chile, Bolivia y Argentina en la fabricación de baterías y en la industria energética.

"Queremos ser el primer país productor de litio en el mundo. Tenemos reservas para hacerlo", acotó la vicepresidenta.

Michetti señaló que Argentina también busca respaldo para la industria pesquera, la de conocimiento intensivo, la farmacéutica o la química, y aseguró que esta inversión extranjera y las reformas del Gobierno permitirán reducir la pobreza en el país.

"Solo se va a dar si tenemos un país con criterios de un país normal no de un país oscuro, encerrado y populista", remarcó Michetti en alusión al anterior gobierno de Cristina Fernández.

Michetti comenzó el lunes su gira en Sídney con un encuentro empresarial organizado por el Consejo Empresarial Australia Latinoamérica y hoy se reunió en Camberra con el primer ministro del país, Malcolm Turnbull.

Rocío Otoya