22 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 15 de agosto de 2017, 02:00

Más pobreza y mayor desempleo, las grandes deudas de 4 años de Cartes

Se cumple hoy otro aniversario de su asunción al cargo; la pobreza es levemente superior al inicio de su gestión y el desempleo aumentó. La estabilidad económica tuvo poco impacto en la gente.

Samuel Acosta

@acostasamu

Hoy se cumplen cuatro años de aquella mañana en la que el presidente de la República, Horacio Cartes, en su discurso de asunción al cargo le declaraba "la guerra" a la pobreza y prometía un gobierno de oportunidades para la gente.

La variación de los principales indicadores económicos del país, sobre todo aquellos que tienen impacto directo en la mejora en la calidad de vida de la gente, poco ha avanzado en esta administración.

pobreza. En agosto de 2013 Cartes asumía el cargo con un nivel de pobreza de 28%, cifra que, según el último reporte de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) que recoge datos a diciembre de 2016, se elevó a 28,9%.

El nivel de pobreza extrema o indigencia a nivel nacional también mostró un incremento, pasando de 5,42% en 2015 a 5,73% en el 2016, abarcando a 387.242 personas.

"La palabra es oportunidad", decía Cartes en su encendido discurso del 2013, prometiendo una fuerte política de generación de empleos, pero las cifras en el último año han empeorado.

La encuesta permanente de empleo ya daba una señal de alerta en 2016, al mostrar que los desocupados pasaban de 5,5% a un 7,4%; el nivel de desempleo abierto al cierre del primer trimestre de este año volvió a subir, ubicándose en 8,4%.

Este porcentaje de 8,4% es, en cifras concretas, que al menos 101.217 paraguayos en edad de trabajar no están encontrando empleo; la cifra de desocupados cuando inició este gobierno alcanzaba a 84.322.

CRECIMIENTO. Lo contradictorio en estas variaciones de pobreza y empleo es que durante estos cuatro años las cifras del Banco Central del Paraguay (BCP) han reportado niveles sostenidos de crecimiento en el producto interno bruto (PIB).

Es más, esta administración se ha jactado de mantener uno de los niveles más altos de expansión económica en la región, a pesar de la recesión que sufrieron los países vecinos Argentina y Brasil.

En 2013, el último año de superciclo de los precios altos en materias primas, arrojaba un crecimiento de 14% en el PIB; un nivel que en los años siguientes se mantuvo entre 3% y hasta 4,7%.

Los propios técnicos de la banca matriz han explicado que esta situación se da porque el crecimiento estuvo muy concentrado en la actividad del sector exportador agrícola y ganadero.

Los segmentos de la economía como el comercio y los servicios, que concentran más del 40% de la mano de obra trabajadora, no han tenido un gran dinamismo.

La administración Cartes se ha caracterizado por niveles bajos de inflación anual, al punto que en febrero de este año se ha tenido que reducir la meta de un 4,5% a un 4% anual.

Actualmente Paraguay junto con Chile y Perú son los países que tienen los niveles más bajos de inflación anual en la región; no obstante, las centrales obreras consideran que esta estabilidad en los precios es "ficticia", puesto que la canasta que utiliza el BCP para medir la inflación –incluye 450 productos– es muy amplia y no condice con los gastos mensuales de una familia obrera.

DÉFICIT Y DEUDA. La deuda pública ha sido motivo de debate durante este gobierno; en agosto del 2013 se ubicaba en USD 4.174 millones, cifra que a junio de este año trepó a USD 6.997 millones.

El crecimiento se explica, principalmente, por las emisiones de bonos soberanos en el exterior, un modelo que usó Cartes para elevar los niveles de inversión en infraestructura.

Los ex ministros de Hacienda Manuel Ferreira y César Barreto han señalado que si bien el nivel actual de la deuda, de 23,5% del PIB, es manejable, consideran que seguir creciendo a este ritmo puede ser insostenible a futuro.

Sin embargo, las autoridades de Hacienda resaltan que desde el 2014, cuando entró a regir la Ley de Responsabilidad Fiscal, se ha respetado el límite de -1,5% de déficit máximo anual.

La inversión extranjera directa (IED) estuvo entre USD 252 y USD 380 millones, nivel muy por debajo de los que se tuvieron entre 2010 y 2012, cuando se llegó a alcanzar cifras de USD 462 millones a USD 697 millones respectivamente.

Finalmente, las reservas internacionales han alcanzado un nivel récord durante la presente administración, ubicándose en USD 8.030 millones al mes actual. Gracias al fallo de una corte internacional a favor de Paraguay en el caso Gramont Berres, luego de 20 años se podrán realizar colocaciones para mejorar el rendimiento de las mismas.

Embed


"Para nosotros este Gobierno fue un fracaso"

Bernardo Rojas, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores, calificó de "rotundo fracaso" los resultados que ha tenido esta administración de gobierno, al cabo de cuatro años de gestión.

"Prometieron generación de empleo, pero sus propias cifras oficiales los desnudan, el combate a la pobreza no pasó del discurso", afirmó.

"En cuanto a libertad sindical fue un desastre. A inicios del gobierno hicimos una huelga general y luego nos sentamos un año en una mesa de diálogo que no tuvo ningún resultado", recordó.

Rojas añadió que el Paraguay fue recientemente incluido dentro de una lista de 24 país investigados por trabajos forzosos por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"El ministro de Trabajo, Guillermo Sosa, es inepto para el cargo, porque no tiene independencia para tomar decisiones; el ministerio manejan personas desde afuera", disparó.