22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 19 de diciembre de 2016, 02:00

Los ministerios menos creíbles son los de Justicia, Trabajo, Interior y Salud

Problemas como pésima situación carcelaria, pobre política de defensa al trabajador, la inseguridad en las calles y mala atención sanitaria hacen que estas secretarías tengan escasa credibilidad ciudadana.

Entre las instituciones públicas menos creíbles se encuentran los ministerios de Justicia, de Trabajo, del Interior y el de Salud Pública y Bienestar Social.

Ello, según se desprende de los datos apuntados en la encuesta realizada por la consultora CIES para Última Hora, Telefuturo y Radio Monumental 1080.

El 75,3% de los consultados calificaron como no creíble al Ministerio de Justicia. Solo un 21% lo considera creíble. Esta repartición es la encargada de las instituciones penitenciarias, que en su gran mayoría están rebasadas y se manejan en condiciones de hacinamiento y graves falencias en la parte edilicia y de seguridad.

Presos VIP. También se le cuestionan las prerrogativas con que gozan los peces gordos que están en prisión, tal como ocurrió en el caso de Jarvis Chimenes Pavão, quien vivía con comodidades vip en la Penitenciaría de Tacumbú y fue trasladado a la Agrupación Especializada, donde se le privó de los privilegios señalados. Esa situación se da cada tanto en las penitenciarías nacionales.

Precisamente esas condiciones fueron la razón del cambio de la ministra Carla Bacigalupo, hace un par de meses.

Poco trabajo. El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social también tiene una baja calificación, con el 62% de no confiabilidad y solo el 33,9% de fiabilidad.

Esta repartición, que se desprendió del Ministerio de Justicia, lucha con la falta de empleo para la ciudadanía y con la falta de cumplimiento de la ley laboral por parte de la patronal, así como con la escasa seguridad social.

Un problema habitual suele ser la falta de cumplimiento, por parte de los empleadores, de la ley del salario mínimo.

Inseguridad. Con niveles muy cercamos al del Ministerio del Trabajo, el del Interior está en la mira ciudadana. Solo el 30,9% le califica de creíble, mientras el 62,3% de los consultados lo señalan como no creíble.

La queja ciudadana es la inseguridad constante que vive la ciudadanía.

El caso de los robos con derivaciones fatales, los asaltos a vehículos transportadores de caudales y los asaltos callejeros perpetrados por los llamados motochorros son penurias diarias de los ciudadanos.

También desacreditan a la Policía Nacional, dependiente del Ministerio del Interior, los casos delictivos de asalto, extorsión o secuestro, donde están involucrados efectivos de la citada fuerza.

Interior comparte con el Ministerio de Defensa la responsabilidad por la falta de resultados en la lucha contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en la zona Norte del país, a pesar del gran presupuesto que manejan.

Precariedad. Otro ministerio mal parado en la encuesta es el de Salud Pública, con el 57,4% de desaprobación contra el 40,6% de personas que la consideran fiable.

La falta de medicamentos y camas en los hospitales públicos es una constante, así como la falta de rubros para el personal de blanco.

Se le cuestiona también al ministro Antonio Barrios el dar prioridad a la política antes que a lo relacionado con la secretaría a su cargo.

Embed