24 de marzo
Viernes
Poco nublado con tormentas
23°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
23°
32°
Domingo
Tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 9 de febrero de 2017, 02:00

Legisladores se acusan de sicarios y narcos y se ahonda la guerra política

El presidente del Senado, Roberto Acevedo (PLRA) y su colega Silvio Beto Ovelar (ANR) lanzaron ayer fuertes acusaciones hacia el diputado oficialista Bernardo Villalba, a quien acusaron de defensor de narcotraficantes.

Las fuertes acusaciones se generaron en medio de un escenario algo singular donde sorprendió la aparición de Ovelar en medio de la conferencia de prensa que estaba brindando Acevedo.

El titular del Congreso se encontraba hablando con los medios de prensa defendiéndose de las acusaciones que hizo horas antes en su contra el diputado Villalba, quien dijo que el senador liberal está complotado con la disidencia para atentar contra al presidente Horacio Cartes atendiendo a su “experiencia con sicarios”, ya que los que hace algunos años intentaron matarlo (a Acevedo) terminaron muertos.

“(Acevedo) Debería repensar en muchas cosas y ensayar alguna explicación sobre cómo las personas que estaban mal con él terminaron muertos y descuartizados”, dijo Villalba, lo que encendió la respuesta de sus oponentes.

Acevedo le retrucó diciendo que el diputado cartista “sabe bien” cómo murieron esos sicarios “porque a ese le mató un cliente de Bernardo Villalba”. Mencionó que inclusive la Secretaría Antidrogas (Senad) tiene sindicado al diputado como uno de los involucrados con el narcotráfico.

Recordó que cuando Villalba era juez se lo “echó” del cargo por el caso de la narcoavioneta que este liberó.

“O tenés que ser narcoabogado o diputado, pero no los dos”, sentenció el presidente del Senado.

Aparición. Al ser consultado si efectivamente el diputado sigue defendiendo a sicarios, Acevedo no se animó a responder, pero fue en ese instante que el senador Ovelar interrumpe en la oficina del titular del Congreso y dijo: “Si no lo dice él (Acevedo) lo digo yo, él (Villalba) es abogado de narcotraficantes, hasta hoy”.

Fue ahí que la prensa se volcó a escuchar las declaraciones de Ovelar, quien señaló que Villalba “no cambió nada”. “Bernardo Villalba no tiene mínima autoridad moral para acusar a nadie de sicario. Él tiene vínculos con narcotraficantes. Es abogado de narcotraficantes. Es más, hay publicaciones, grabaciones de la Senad donde aparece Villalba. Yo no voy a hablar como santo inmaculado, pero que él hable de vínculos queriendo culpar a determinada persona de narcotraficante es lo mismo que yo quiera dar ética en proceso de transparencia electoral”, sentenció al referirse al caso donde se lo vio comprando supuestamente cédulas.

Ovelar, agregó el diputado, debe cuidar lo que dice porque hay cuestiones de las que uno no puede hablar por una mínima ética y “él es abogado de narcotraficantes hasta hoy y no lo digo solo yo, sino la Senad”.

Villalba es uno de los hombres más cercanos a Cartes por lo que Ovelar sentenció: “Dios los cría y ellos se juntan”.

Aseguró que él no es un ángel, pero al menos no es un “crápula, hipócrita y camandulero como Villalba”.

Antecedente. Villalbahabía aparecido en una lista de la Senad entre los legisladores presuntamente vinculados al narcotráfico junto a sus colegas Freddy D’Ecclesiis y Marcial Lezcano.

Los tres diputados férreamente defendieron y pelearon por la aprobación del polémico proyecto de ley de defensa de la soberanía jurídica nacional en materia de extradición de ciudadanos paraguayos. La propuesta buscaba favorecer a conocidos narcotraficantes, pero finalmente fue frenada en el Senado. Villalba, diputado colorado por Concepción, fue abogado defensor de Jonathan Soligo, hijo del narco Pingo Soligo.

Embed