6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 6 de julio de 2016, 08:25

La Eurocámara apoya la creación de una guardia europea de fronteras

El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó este miércoles la creación de una guardia costera y de fronteras que podrá ser enviada si un país de la UE con límites exteriores sufre una crisis migratoria, una propuesta sobre la que ya existe un acuerdo provisional entre las instituciones europeas.

EFE

El texto legislativo fue aprobado con 483 votos favorables, 181 negativos y 48 abstenciones

"La nueva guardia europea de costas y fronteras garantizará la seguridad y la mejor gestión de las fronteras exteriores. No es la solución milagrosa para arreglar la crisis migratoria o para restaurar completamente la confianza en el funcionamiento de la zona Schengen, pero es un primer paso muy necesario", señaló el ponente del texto, el letón Artis Pabriks (PPE).

La guardia europea no tendrá sus propios agentes, pero podrá recurrir a una reserva de 1.500 guardias procedentes de los Estados miembros, de los que España deberá aportar 111, según el reparto acordado.

Los eurodiputados se aseguraron en las negociaciones con el Consejo de que los equipos de intervención rápida tendrán el equipamiento necesario, insertando una cláusula que obliga a facilitar el material a más tardar diez días después del acuerdo sobre el plan de actuación.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans y el comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramopoulos, dijeron en un comunicado conjunto que el acuerdo alcanzado es "un gran paso adelante" para reforzar la gestión de las fronteras externas.

Subrayaron además, que a la vez los países mantendrán su "soberanía nacional".

El Consejo de la UE, la CE y el Parlamento Europeo alcanzaron el pasado 22 de junio un acuerdo provisional para crear una guardia costera y de fronteras, que permitirá ampliar las funciones de la actual Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex).

El objetivo es asistir a un Estado que sufra una presión migratoria desproporcionada o cualquier otro problema, por ejemplo tráfico de seres humanos, en sus lindes exteriores, aunque la gestión diaria de sus límites seguirá en manos de las autoridades nacionales.

Para asegurar que la intervención pueda ser inmediata, se constituirá una reserva con 1.500 efectivos, así como con equipo técnico, que podrán ser enviados a la frontera afectada en cualquier momento.

La creación de este cuerpo fronterizo fue propuesta por la CE en plena crisis migratoria, tras constatar deficiencias graves en el control de los límites exteriores de Grecia, que son también los de la UE.

En la propuesta original del Ejecutivo comunitario el despliegue de la guardia europea podía hacerse sin que lo pidiera el Estado miembro afectado, pero en el acuerdo alcanzado esta posibilidad queda matizada y necesitará el visto bueno del Consejo de la UE.

Si el país en problemas se niega a cooperar con la nueva agencia hasta el punto que se ponga en riesgo el funcionamiento del espacio sin fronteras interiores, se podrá activar el artículo 29 del código de fronteras Schengen, lo que permitirá reintroducir controles internos temporales como los que están aplicando ahora países como Alemania y Austria.

El nuevo cuerpo europeo apoyará a la Comisión en la coordinación de los flujos migratorios, al tiempo que proporcionará asistencia técnica y operativa en las operaciones de búsqueda y rescate en el mar Mediterráneo.

El texto adoptado por el Parlamento será ahora enviado al Consejo para su aprobación. La legislación entrará en vigor previsiblemente en otoño.