17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 5 de julio de 2017, 01:00

La casa que dejó sin terminar está lista

La casa que Edelio Morínigo había dejado a medio terminar ahora está lista, recién pintada y se le colocaron los pisos. Su madre, Obdulia Florenciano, dice que todas las tardes la limpian, esperando a que un día vuelva el quinto de sus 12 hijos.

Tanto como para la mujer como para su marido, Apolonio Morínigo, su compañero de toda la vida, y padre de Edelio, la espera se hace eterna, pero aseguran que tienen esperanza que termine.

“La última vez que tuvimos una prueba de vida fue hace tres años; en octubre de 2014, cuando Arlan (Fick) estaba todavía con él. Desde esa vez, no sabemos nada. No sabemos si lo mataron o sigue con vida”, dice con voz potente la mujer, ante la atenta mirada de su marido, que permanece callado y asiente con la cabeza.

En estos años, la familia Morínigo Florenciano luchó duramente contra la depresión. Así lo afirma Ricardo, uno de los hermanos que quizás más parecido físico tiene con el suboficial desaparecido. “Si por los menos nos dan una prueba de vida. Eso nomás pedimos”, alcanzó a decir venciendo a medias la timidez.

Los demás hermanos de Edelio acompañan a sus padres, en la casa familiar en Arroyito. Adalberto, otro de los que era muy cercano a su hermano, entró en una depresión muy severa, según explicó su madre.

Obdulia recordó además cuando el ex ministro Francisco de Vargas dijo que Edelio se unió al EPP. Dijo que esto, antes de golpearla, le dio más fuerzas para levantar la cabeza. “No puede ser que piensen de nosotros así; que pongan en duda la educación que di a mis hijos”, agregó.