6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 12 de noviembre de 2016, 02:00

IPS investiga atención a pacientes fantasmas y fuga de medicamentos

El modus operandi era registrar una cantidad determinada de asegurados que consultaron durante la ausencia laboral del médico de guardia, según presumen. Si hay irregularidades, harán denuncia penal.

Los médicos no solamente raboneaban. Marcaban el reloj biométrico durante las guardias nocturnas los fines de semana y hasta hacían figurar una lista de pacientes fantasmas que supuestamente fueron atendidos durante la cobertura dominical y a quienes se les asignaron medicamentos para el retiro.

Esta nueva arista marca otra fase de la investigación que emprende el Instituto de Previsión Social (IPS) tras darse a conocer los casos de supuesto planillerismo que salpican a las doctoras Perla Paredes, Perla Canata y Ana Teresa Halaburda, que están bajo sumario y desempeñan funciones en la clínica periférica Nanawa.

Así operaban. Se presume que el modus operandi consistía en que el médico rabonero entregaba la contraseña personal a un funcionario (administrativo o enfermero), quien se encargaba de cargar en el sistema informático los datos de un determinado número de asegurados que supuestamente recibieron asistencia médica, pero en ausencia del profesional.

Tal es el caso de la doctora Ana Teresa Halaburda, que supuestamente atendió a más de 60 enfermos durante tres guardias, pero estuvo ausente durante el horario laboral que le corresponde. Este caso llamó la atención de las autoridades del IPS al ver la supuesta productividad, pese a la ausencia.

En ese sentido, el titular de la Dirección Jurídica del IPS, Andreas Ohlandt, señaló que presumen que los médicos otorgaban su contraseña a otros funcionarios para que realicen la carga de los nombres de los asegurados. También se investiga si los asegurados fantasmas retiraron las medicinas.

Rosca descubierta. Este no es el primer caso de eventual fuga de medicamentos que sacude a la clínica Nanawa. Recientemente, en el mes de junio, se desbarató una rosca mafiosa que en un plazo de tres años robó productos farmacéuticos por un monto de casi G. 150 millones.

"Creemos que a más de estas personas que estaban marcando y saliendo, hay gente que estaba pasando la contraseña de su usuario para cargar el número de pacientes. Vemos un problema más grande y estamos investigando. Vamos a hacer el sumario administrativo y a hacer denuncias penales si es el caso. Entre las personas que vimos que marca y se va, vimos que figura que atendió un determinado número de pacientes que evidentemente no atendió", señaló el abogado Ohlandt. Los presuntos implicados serían detectados tras la intervención.

Todos los funcionarios serán investigados para detectar irregularidades, anunció el gerente de Salud, Aníbal de los Ríos. Insistió en que aquellos que cometieron irregularidades serán sancionados.

Embed