20 de julio
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Despejado
17°
27°
Domingo
Despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
viernes 21 de abril de 2017, 13:09

Investigadores afirman que los conciertos musicales reducen el estrés

Una investigación realizada por investigadores del Centre for Performance Science de Reino Unido ha demostrado que asistir a un evento musical puede reducir los niveles de estrés de las personas.
Si bien estudios anteriores han explorado los aspectos psicológicos de escuchar música, un nuevo campo denominado "neuromusicología" busca responder a preguntas sobre cómo influye la música en la mente, si se producen cambios mensurables en las hormonas o por qué afecta la música al cerebro.

Un grupo de investigadores decidió medir los efectos en los niveles hormonales de asistir a un concierto en directo. Para ello, contaron con 117 voluntarios que participarían en un concierto del compositor Eric Whitacre. Algunos de ellos asistían a más de 100 conciertos al año; otros iban a algún que otro concierto al año; otros jamás habían asistido a un concierto ni les apasionaba demasiado la música; y un cuarto grupo lo formaban músicos con décadas de experiencia en la industria.

En el transcurso de dos conciertos separados , los investigadores tomaron muestras de saliva de todos los participantes antes de la actuación y 60 minutos más tarde, durante el descanso.

Los resultados revelaron un descenso de los glucocorticoides, incluyendo una reducción significativa en el cortisol y la cortisona, informó el portal de noticias muyinteresante.es.

Esta es la primera evidencia con la que cuentan, en la que asistir a un evento musical puede tener un impacto en la actividad endocrina", afirma Daisy Fancourt, líder del trabajo que ha sido publicado en la revista Public Health.

Los resultados fueron significativos, independientemente de la edad de los participantes, su experiencia en los conciertos o de su habilidad musical en general. Los autores señalan que esto sugiere "una respuesta universal a la asistencia a conciertos".