3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 23 de octubre de 2016, 01:00

Interrogantes en la primera APP: Se invertirá más por el mismo pago

El consorcio adjudicado propuso invertir USD 520 millones para duplicar las rutas 2 y 7. Sin embargo, percibirá pagos proyectados para una inversión de solo USD 415 millones, que es lo que estimó MOPC.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) estimó una inversión de USD 415 millones para llevar adelante el proyecto de duplicación de 149 km de las rutas 2 y 7, que se ejecutará vía alianza público-privada (APP).

De ese monto proyectado, salieron los cálculos de los pagos que deben hacerse al ganador de la licitación.

Sin embargo, el consorcio adjudicado integrado por Sacyr (España), Mota Engil (Portugal) y Ocho A (Paraguay), único oferente de la licitación, presentó una propuesta de inversión de USD 520 millones, que es USD 105 millones por encima de lo que estimó el MOPC.

Esto significa que la empresa invertirá mucho más de lo que se proyectó, pero percibirá el mismo pago que estimó el Ministerio para una inversión de USD 415 millones. La propuesta de la firma para la construcción se aleja del propio estudio de factibilidad del MOPC.

Cabe resaltar que para que el proyecto sea realizable, en el estudio de factibilidad se estimó que el oferente de la licitación debía presentar en su oferta dos pagos: El pago diferido de inversión y el pago por disponibilidad.

Estos pagos son para el recupero de la inversión (financiada en gran parte con deuda), mantenimiento de la ruta y la ganancia de la empresa adjudicada.

En este sentido, el MOPC puso un tope máximo a las ofertas económicas y financieras que los oferentes no podían sobrepasar, de acuerdo con el pliego de bases y condiciones. El ganador sería el que menor monto ofrecía.

Según el documento, para los pagos diferidos de inversión de manera semestral el MOPC puso un tope de USD 24.742.851 y para los pagos por disponibilidad al año (mantenimiento de la ruta), G. 132.084 millones. Ambos montos no incluyen el impuesto del valor agregado (IVA) y son los más altos que se podían ofertar. Estos mismos montos presentó el consorcio liderado por Sacyr y solo le agregaron el IVA.

La estimación de la cartera estatal –del tope máximo para los pagos diferidos de inversión y disponibilidad– se basó en una inversión estimada de USD 415 millones para la duplicación, pero en este caso el oferente presentó una propuesta de inversión de USD 520 millones. Los responsables del proyecto del MOPC no supieron responder cómo el consorcio percibirá lo mismo que se estimó para un monto inferior de inversión.

Oferta. Para el pago diferido de inversión (semestral), el grupo de empresas ofertó un monto de USD 27.217.135, IVA incluido, que es para cubrir el monto de la financiación de la inversión; es decir, la construcción propiamente dicha. Además estableció el pago anual de G. 145.292 millones (IVA incluido), en concepto de pago por disponibilidad, que es para mantenimiento y la operación de las dos vías (ver detalle de los pagos en infografía).

El consorcio percibirá un total de casi USD 1.700 millones por construir, operar y mantener ambas rutas durante los 30 años que durará el contrato, según las estimaciones. A los pagos por inversión y disponibilidad mencionados, hay que sumar el pago por tráfico que percibirá el consorcio por USD 134 millones más en 30 años.

Según el estudio de factibilidad, solo el 64% de la obra es autosostenible; es decir, que se financiará del peaje en ese porcentaje y el restante 36% del costo final debe salir de las arcas del Estado.