7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 18 de septiembre de 2016, 03:05

Fuqua y sus "Siete Magníficos" multiétnicos: "La diferencia es la diversidad"

Venecia (Italia), 18 sep (EFE).- En la revisión que Antoine Fuqua ha hecho de "Los Siete Magníficos" hay tiros y forajidos como en cualquier wéstern pero su diferencia está en "la diversidad" racial ya que la función del género, dice a Efe, es "reflejar el mundo".

"La principal diferencia es su diversidad (...) Hay un líder negro, un asiático, un indio americano, un mexicano. Es una gran diferencia", destacó el cineasta en una entrevista con Efe en Venecia, adonde acudió para clausurar la "Mostra" del cine.

En 1960 el director estadounidense John Sturges, partiendo de la idea de "Los Siete Samuráis" de Akira Kurosawa, presentó una versión a lo "cowboy" en la que los justicieros eran todos hombres blancos, interpretados entre otros por actores como Steve McQueen.

Fuqua ha reeditado ahora este clásico apostando por una clave multiétnica, al añadir entre los siete aguerridos pistoleros a un líder negro, Denzel Washington, a un indio, a un asiático y a un mexicano, que cuentan además con la esencial ayuda de una mujer.

Ante el brete de elegir entre Kurosawa y Struges, Fuqua no lo duda e inmediatamente se decanta por el cineasta nipón.

"La cinta de Kurosawa es la original, los personajes están bien desarrollados, mejor entendidos por la gente, también técnicamente tiene un modo bello de rodar la película (...) La primera vez que la vi recibí un poderoso impacto", rememoró.

Con su adaptación, que llegará a los cines a partir del 23 de septiembre, Fuqua promete al público una obra "divertida, excitante y con la que se siente algo desde el punto de vista emocional".

La historia es conocida: siete pistoleros deciden dejar atrás su pasado forajido para defender a los habitantes de una aldea que están siendo amedrentados y oprimidos por el poderoso y temido empresario Bartholomew Bogue (Peter Sarsgaard).

Frente a esta situación, los vecinos de Rose Creeck, liderados por Emma Cullen (Haley Bennett), se encomendarán a los magníficos para buscar protección.

Ellos son el justiciero Sam Chisolm (Washington); el jugador Josh Farraday (Chris Pratt); Goodnight Robicheaux (Ethan Hawke); Jack Horne (Vincent D'Onofrio); Billy Rocks (Byung-Hun Lee); Vasquez (Manuel García-Rulfo) y el piel roja Red Harvest (Martin Sensmeier).

Para Fuqua son "una especie de operarios que deciden hacer lo correcto", algo que podría ser inspirador ya que, a su juicio, los héroes de la película "ejemplifican que nadie es totalmente bueno o malo", que hay una posibilidad de redención por lejana que parezca.

El cineasta, para narrar estos principios, ha recurrido al wéstern, un género que a su parecer "siempre está entre idas y venidas, cambiando, pero que sirve a su vez para reflejar lo que está ocurriendo en el mundo".

En este sentido diferenció el estilo de John Ford con los representantes del género tras la Guerra de Vietnam, tras la cual "la visión del mundo fue de otro modo".

De esa manera irrumpió el italiano Sergio Leone y el actor Clint Eastwood, "un héroe oscuro que usaba la violencia".

"Amábamos a ese tipo", consideró el cineasta.

Ahora este clásico ha sido adaptado para "reflejar nuestro mundo actual", marcado "por el terrorismo, el materialismo y la violencia" a lo largo y ancho del planeta, según subrayó.

El actor Denzel Washignton definió a los personajes durante una entrevista con Efe como "asesinos que no son asesinos": "Llegaron a ese pueblo para hacer su trabajo, como servidores, siete hombres que aprovechan una oportunidad para hacer por una vez lo correcto".

En los mismos términos se manifestó Pratt, quien dijo a Efe que la cinta resalta valores como la redención o el perdón, "cosas por las que merece la pena luchar".

Washington, oscarizado por "Glory" (1989) y por "Training day" (2001), afirmó que su intención "no es hablar de lo que el mundo necesita" pero señaló que la historia de los magníficos podría servir como fuente de inspiración.

"Estos hombres y mujeres son buenos ejemplos. También sugieren que aún hay hombres y mujeres ahí afuera como ellos, podemos ver ejemplos cada día, en nuestras fuerzas de seguridad o en la policía. Gente que se sacrifica y arriesga sus vidas para protegernos", dijo.

Los dos prometen "un buen rato" a quien acuda al cine para ver a los Siete en acción, en una película que según enumera Pratt "cuenta con la mejor versión de Fuqua, con Denzel Washington, un gran reparto, caballos, pistolas y disparos".

Además cuenta con una banda sonora de excepción: el último trabajo que realizó antes de fallecer, el año pasado, James Horner, autor de inolvidables melodías de la historia del cine como es el caso de Titanic (1997).

Gonzalo Sánchez