9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 19 de noviembre de 2016, 02:00

Funcionario argentino niega rechazo a migrantes y valora a paraguayos

Para la Secretaría de Derechos Humanos de la Argentina no existe animadversión de las autoridades de ese país hacia los migrantes, según dijo el responsable de la entidad al embajador paraguayo en Buenos Aires.

El titular de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Bernardo Avruj, manifestó que no existe animadversión alguna de parte de las autoridades nacionales argentinas hacia los migrantes y destacó el concepto que se tiene sobre la laboriosidad, nobleza y honorabilidad de la colectividad paraguaya, según informa la Embajada paraguaya en el vecino país, a través de un boletín de prensa.

El responsable de esta legación, embajador Federico González, mantuvo una reunión el jueves con el funcionario argentino, preocupado porque en las últimas semanas se dieron expresiones antiinmigrantes por parte de algunos exponentes de la política y de los medios de comunicación del vecino país.

El embajador transmitió su inquietud y preocupación sobre estas manifestaciones en menoscabo de las comunidades de migrantes.

El licenciado Avruj expresó al diplomático que hay un alto concepto que se tiene sobre la laboriosidad, nobleza y honorabilidad de la colectividad paraguaya en la República Argentina, además de los importantes aportes de los connacionales en los ámbitos económico, social y cultural, según informe de la Embajada.

En el diálogo con el embajador González también aclaró que el decreto que reglamenta la ley de migraciones, y que actualmente se halla en elaboración y estudio por parte de las autoridades argentinas, busca mejorar los controles y acciones para un combate más eficaz contra los flagelos del narcotráfico y la trata de personas.

Recientemente, el jefe del bloque de senadores argentinos del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, planteó: "¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres?" y reclamó reciprocidad de parte de los países cuyos nacionales emigran a la Argentina. "Tenemos que dejar de ser tontos. El problema es que siempre funcionamos como ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú", manifestó el político.

Una semana atrás también la ministra de Salud de la Provincia del Chaco, Mariel Crespo, quien impulsa el proyecto de un convenio de "cooperación recíproca", planteó que el Gobierno paraguayo les retribuya económicamente, debido a la alta demanda de ciudadanos paraguayos que se atienden en los centros de salud de Resistencia y que impacta en el presupuesto provincial.

A esto hay que sumar el hecho de que referentes de la prensa argentina también abonan la posición de endurecer la política migratoria argentina.

La Embajada del país en Argentina emitió el jueves un comunicado lamentando declaraciones como las de Pichetto y otros políticos del vecino país, "con el propósito de menoscabar las migraciones, consagradas como derecho humano básico y fundamental de todos nuestros pueblos".

La representación diplomática expresó en el pronunciamiento que –según el embajador González– fue muy valorado por las organizaciones de los paraguayos residentes, de preocupante la actitud de responsabilizar a todo un colectivo por algunas acciones de un acotado sector, "suscitando una peligrosa animadversión hacia comunidades de noble y honorable conducta, esfuerzo y trabajo", defendiendo así a los más de un millón de compatriotas.