19 de septiembre
Martes
Despejado
21°
35°
Miércoles
Calor
22°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 31 de julio de 2017, 01:00

“Fue importante no seguir adelante con la enmienda constitucional”

El diplomático se marcha con optimismo sobre el Paraguay. Reconoce, sin embargo, que los sucesos políticos en torno al intento de enmienda constitucional impactaron unos meses en la imagen positiva que el propio Gobierno había logrado.

Por Susana Oviedo

soviedo@uhora.com.py

El embajador Jeremy Hobbs llegó en 2013 al Paraguay, en los últimos días del breve gobierno del liberal Federico Franco. Asistió a la toma de posesión del presidente Horacio Cartes. Su designación como embajador del Reino de Gran Bretaña e Irlanda significó la reapertura de la legación en Asunción, cuyo cierre se había producido en el 2005. La gestión de Hobbs coincide con el mandato de Cartes que ingresó en la etapa de descuento y atraviesa la fase final, marcada por los fragores electorales preparatorios de los comicios generales de abril de 2018. El diplomático asegura que se va con la visión del "vaso medio lleno" respecto al Paraguay. Reconoce que le causaron consternación la violencia política que encendieron las confrontaciones entre el oficialismo colorado y sus aliados, y parte de la oposición respecto al proyecto de enmienda constitucional a favor de la reelección presidencial. Asegura que con ellos volvieron los reportes de prensa negativos sobre el Paraguay.

–Usted llegó unos días antes de la toma de posesión del presidente Horacio Cartes, y se está marchando en la última parte de su mandato. ¿Qué situaciones le llamaron la atención en los 4 años de presencia en Paraguay?

–La verdad que tengo una visión bastante positiva del Paraguay. Con muchos avances, como hemos visto en los últimos años. El tema de la transparencia creo que es algo que a mucha gente llama la atención. A mí también. Desde la Embajada hemos trabajado un poco para promover el tema con un manual de capacitación sobre cómo utilizar la Ley de Transparencia. Además, veo muy positiva la parte macroeconómica, con un crecimiento alto, comparado a nivel regional. Obviamente, esto no es resultado solamente de un gobierno. Pero es algo que persiste y que es notable para los inversionistas extranjeros. Precisamente esta semana tuvimos la visita de una misión de 4 empresas británicas en el campo de la tecnología agrícola. Les interesa mucho y están muy impresionados por el récord macroeconómico que tiene Paraguay, que sigue siendo muy bien manejado por el Banco Central y por el Ministerio de Hacienda. Hay continuidad ahí, lo que es muy impresionante: bajo nivel de inflación, reservas internacionales a un nivel récord. Todo eso va muy bien, y por eso tenemos más interés de los empresarios británicos. Claro, hay temas donde todavía hay que trabajar más, como en todos los países.

–¿Cuáles temas?

–La seguridad jurídica es un tema que va avanzando, pero creo que hay que trabajar un poco más en él. Es importante para la inversión extranjera que haya seguridad jurídica. Pero creo que hay todavía un pequeño tramo que recorrer en este sentido. Yo veo avances en cuanto a transparencia, que va casi mano a mano con el tema de la corrupción. El mismo gobierno admite que todavía hay que seguir combatiendo la corrupción. Veo una voluntad política de hacer eso, lo cual es muy importante, porque hay países que dicen mucho eso, pero es retórica, realmente no hay voluntad política. Mi balance es que veo el vaso medio lleno, no medio vacío. Veo bastante bien ubicado a Paraguay.

–¿Qué significa hacer más en materia de seguridad jurídica?

–Como en todos los países hay reglas escritas e implementación de estas. El camino está bien, la voluntad política de avanzar también. Sin embargo, a veces la burocracia es un poco lenta. Aquí hay para hacer más y mejorar. Sobre todo con temas como el cumplimiento de los contratos.

–¿Le sorprendieron los últimos hechos políticos de marzo último vinculados al proyecto de enmienda constitucional y la reelección presidencial?

–Bueno, siempre es muy lamentable ver episodios de violencia, y obviamente en este caso, la muerte del joven dirigente liberal fue muy lamentable. Las diferencias hay que resolverlas de una forma institucional y pacíficamente. La institucionalidad es muy importante.

No quiero entrar en demasiados detalles en estos asuntos, que son internos, pero veo que por lo menos se ha podido retomar un camino distinto. Pero ciertamente que fue una sorpresa y quedé consternado. Esa noche del 31 de marzo lo conviví al igual que muchos otros diplomáticos extranjeros. Coincidió con el lanzamiento de la marca País y la asamblea del BID. Hubo resonancia en la prensa internacional. Hubo muchos reportes en los principales medios europeos.

Es importante que se haya retomado un camino distinto. No se decidió ir adelante con la enmienda constitucional. En los últimos meses, la visión negativa del país en la prensa internacional se ha reducido. Los reportes sobre Paraguay de nuevo están enfocados en los aspectos positivos.

La imagen del país es sumamente importante y este gobierno ha hecho un buen trabajo en promover una imagen positiva del Paraguay, como un destino interesante para las inversiones extranjeras, para el turismo internacional, etc.

Entonces, fue un momento un poco complicado, pero veo que se ha logrado tomar otro camino y posicionar al Paraguay de una forma un poco más positiva en los medios internacionales.

–A propósito de imagen, durante su gestión se realizó un foro sobre Paraguay, en Londres para dar a conocer el Paraguay. ¿Qué tanto se conoce al país?

–Por lo menos ya se conoce mejor al Paraguay en el Reino Unido. Pero todavía es un reto. Por eso hace 3 años realizamos ese foro en Londres, y volvimos a hacerlo el año pasado, pero ya más focalizado.

Paulatinamente sube el nivel de conocimiento sobre el Paraguay, pero falta mucho todavía. Entre los empresarios ya se conocen mejor porque hicimos un trabajo muy enfocado. Por ejemplo, la presencia esta semana de representantes de 4 empresas especialistas en agricultura de precisión, fue un seguimiento directo al foro que celebramos con el ministro Gustavo Leite en Londres, en setiembre pasado.

Traer esa misión de empresarios hubiera sido un poco más difícil inmediatamente después de lo sucedido en marzo pasado, pero después de 3/4 meses, la gente viene con gusto y están impresionados con lo que está pasando en Paraguay. Son empresas novedosas que nunca han venido a Paraguay.

Están impresionados de las posibilidades de realizar negocios en este país, conscientes de los retos. Ellos invierten tiempo y dinero para venir acá, y eso quiere decir algo.

–¿Es suficiente lo que se hace?

–Aún falta promocionar mucho al país. En Inglaterra, la gente todavía mantiene ciertos preconceptos y prejuicios, no solo con respecto al Paraguay, sino toda América Latina. A Paraguay se le conocía muy poco allá. Cambiar esto implica un trabajo constante.

–¿Qué visión se formó respecto a la situación social?

–Como en otros países de América Latina, falta hacer mucho más. El Gobierno fue muy honesto al reconocer que se tiene que seguir combatiendo la pobreza, cerrar la brecha entre ricos y pobres. Veo avances en ciertas áreas. Por ejemplo, en el tema viviendas. Pero la reducción de la pobreza es un reto.