23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 23 de junio de 2017, 02:00

Familias estafadas temen perder sus casas en Limpio

Setenta y cinco familias temen perder sus casas en la ciudad de Limpio, ya que fueron estafadas por directivos de la Cooperativa de Viviendas por Ayuda Mutua Táva Rory Ltda., señalaron.

Las mismas explicaron que tienen un plazo hasta el 31 de junio para ofrecer inmuebles por las deudas, ya que, de lo contrario, la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) va a ejecutar la hipoteca.

“La comisión liquidadora de la Cooperativa debe ofrecer los inmuebles; sin embargo, a la fecha los mismos están haciendo caso omiso a la situación. Ellos alegan que se debe contratar a un abogado que se encargue de entregar el documento a la Senavitat, cuando la comisión ya está conformada por una profesional del Derecho”, explicó una de las pobladoras Eva Benítez.

Los socios de dicha cooperativa presentaron dos proyectos a la Senavitat para la construcción, primeramente de 40 viviendas cuyo costo es de G. 3.314.807.270. El segundo proyecto fue aprobado por la Secretaría estatal para la construcción de 35 viviendas, cuyo monto total alcanzaba la suma de G. 3.634.648.674. Ambas urbanizaciones están ubicadas en el barrio San Antonio, de Limpio.

Benítez señaló que con respecto al primer proyecto se debe ofrecer inmuebles por el valor de G. 2.900 millones, en cuanto al segundo por la suma total que fue entregada por el ente estatal.

Las primeras 40 viviendas fueron terminadas y los propietarios pasaron a ocupar felices sus nuevos hogares. Pero esto no sería la constante, porque grande fue la sorpresa cuando se enteraron que las autoridades de la Covitava no efectuaron el pago de las cuotas correspondientes al período 2015-2016 al ente estatal, de acuerdo a lo que había explicado una de las pobladoras Gloria Pereira.

Por otra parte, desde el año 2014, los beneficiarios de las otras 35 viviendas se iban todos los domingos a trabajar de albañiles, porque era un requisito del proyecto; de lo contrario, se debía abonar. A pesar de ello solo se iniciaron 32 y éstas se encuentran inconclusas (ver imagen).