4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 5 de septiembre de 2016, 02:00

Esposa de Soler murió sin haber podido velar al marido

Pese a una larga lucha por hallar los restos de su esposo, Miguel Ángel Soler Canale –quien fuera secretario general del Partido Comunista Paraguayo detenido y desaparecido durante la dictadura militar del general Alfredo Stroessner– Mercedes Fulvia Fernández Grenno no pudo hallar los restos de este, cerrar el duelo y darle sepultura.

“Mi madre luchó siempre por saber lo que le pasó a mi padre, desde que lo llevaron detenido una noche de noviembre de 1975 al Departamento de Investigaciones de la Policía Nacional”, cuenta Jorge Miguel Soler, uno de los hijos del dirigente comunista asesinado por el gobierno autoritario de Stroessner (1954-1989).

Ella padeció la persecución y el miedo del régimen militar, incluido el exilio. “En pleno trabajo de parto para darme a luz, vino la policía stronista y la tiró a Clorinda. Por eso siempre digo que accidentalmente nací en otro país. Pero siempre me sentí paraguayo y hasta hoy me presento como tal”, explica Jorge Miguel.

Con ayuda del Comité de Iglesias, su madre tuvo el gran mérito y la satisfacción de haber impulsado un juicio contra el temible ex jefe del Departamento de Investigaciones, Pastor Milciades Coronel, y otros tres torturadores: Lucilo Benítez, Juan Aniceto Martínez y Camilo Almada Morel, condenados a 16 años, 6 meses y 6 días de prisión.

Sin embargo, pese a su incansable búsqueda, falleció hace 13 años, en Chile, donde trabajó en la Embajada paraguaya en la sección de derechos humanos.

“En democracia le ofrecieron una pensión graciable, pero ella rechazó y dijo: ‘Yo quiero trabajar’. Y así lo hizo, en el servicio exterior y en el área de derechos humanos. El Estado no le pagó la indemnización que había establecido un juez”, relata Jorge Miguel Soler. Ahora que tras 40 años y 9 meses, estudios de ADN permitieron identificar los restos óseos de su padre, desenterrados en una tumba individual en la Ex Guardia de Seguridad (2009), las cenizas de Mercedes se unirán a las de Miguel Ángel Soler, en un cementerio de Asunción.