20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
sábado 8 de abril de 2017, 02:00

Esculturas de arena invitan a vivir la Semana Santa en la Costanera

Óscar Garcete vive en Ciudad del Este y trabaja con la arena hace más de diez años. Sus obras, alusivas a la Semana Santa, estarán desde hoy en la Costanera. El artista propone un mensaje de paz para el país.

Hoy se habilita la exposición Pascuas Arenosas, del escultor paraguayo Óscar Garcete (49), ganador del Premio Latinoamericano de Escultura de Arena. La muestra se podrá disfrutar en la Costanera de Asunción, y se extenderá durante toda la Semana Santa, hasta el domingo 16 de abril.

El artista lleva más de una década utilizando la arena para crear maravillosas piezas. "En la Costanera vamos a hacer cuatro obras. Serán alusivas a la Semana Santa, algo relacionado a los pasajes bíblicos. Lo interesante sería sorprender. Que la gente se acerque", comentó Garcete.

Explicó que todas las obras serán a escala humana. "Estoy con ganas de demostrar mi arte. Deseo que se despierte el interés por la escultura en arena (...). La invitación es que vayan no solamente a pasear por la Costanera, sino también para deleitarse con obras de arte. Queremos transmitir un mensaje de paz, de tranquilidad", indicó.

Galardonado. El escultor, quien recibió el premio del público en el 4° Encuentro Latinoamericano de Esculturas en la Arena, realizado en enero pasado en Uruguay, dijo que lo que más le satisface es el agradecimiento del público. "La impresión del público me llena de satisfacción", apuntó.

Añadió que su deseo es que el citado evento de escultura llegue a Paraguay. "En enero estuvieron 14 países representados. Estuvimos más de 60 escultores trabajando", indicó el artista, y adelantó que sus próximas participaciones internacionales serán en México y Colombia.

Reveló que en ocasiones utiliza colas vinílicas mezcladas con agua para sellar las obras, de acuerdo al tiempo que permanecerán expuestas. "Es un arte efímero, pero a nosotros nos satisface arrancarle la emoción a las personas. Eso es lo que vale", afirmó.

Recordó que su historia con el arte empezó alrededor de 15 años atrás, en Europa, adonde fue para trabajar. Un día terminó en una playa, sin dinero, y se puso a vender piedras pintadas. De escultura aprendió con un artista checo, pero aclaró que no solamente trabaja con la arena, sino que también utiliza materiales como fibra de vidrio, cemento, yeso, además de realizar murales, esculturas y estatuas.

Agregó que trabaja más en el extranjero, porque la escultura en arena aún no tiene un mercado en Paraguay. "Conozco a muchos paraguayos trabajando en el extranjero, especialmente en Europa, quienes no tienen mercado para sus trabajos acá en Paraguay. Lastimosamente la paga es la diferencia. La gente no quiere pagar por la obra, sino por los días trabajados", refirió el escultor paraguayo.