21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 21 de junio de 2017, 01:00

En el Cementerio de la Recoleta constatan alta vulnerabilidad

Un alto porcentaje de tumbas y panteones en diferentes sectores del inmenso predio del Cementerio de la Recoleta se encuentran sin puertas y sin candados, sin cruces y placas, con ataúdes abiertos con restos óseos en su interior o en condición de semidesmoronamiento, donde no se puede precisar si es por el abandono de sus propietarios o por la acción de vándalos que dominan el sitio por la noche.

Los ediles Elvio Segovia y Orlando Fiorotto, en su condición de miembros de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Junta Municipal, visitaron ayer el camposanto, en respuesta a una serie de denuncias arrimadas por los vecinos de ese sector asunceno que hablan de profanación y de presencia de adictos que consumen o comercializan drogas en el lugar.

El concejal Elvio Segovia indicó que este sitio de descanso de personas fallecidas evidencia una alta vulnerabilidad y que precisa de una serie de intervenciones, como el aumento del número de guardias, mejoras en las murallas perimetrales o adquisición de un sistema tecnológico de control, como cámaras de seguridad que permitan un monitoreo permanente.

“Siempre el control que se haga a pie será insuficiente. Por eso queremos incluir el tema informático. Haremos el planteamiento, de manera que la Intendencia pueda estudiar la posibilidad de adquirir el sistema”, sostuvo.

INSUFICIENTE. Por su parte, Raúl Rodas, jefe de Seguridad de la Municipalidad de Asunción, señaló que actualmente en los tres cementerios habilitados en la capital cuentan con un plantel insuficiente de guardias.

Detalló que en la Recoleta tienen 18 custodios que trabajan en cuatro turnos de unos cinco hombres para cubrir 19 hectáreas; en tanto que en el Sur tienen 20 efectivos para recorrer 11 hectáreas y en el Este cuentan con 19 guardias para abarcar 20 hectáreas.

“Pedimos siempre el apoyo de las comisarías de cada zona en caso de que precisemos. Nuestro personal cuenta con armas y equipamientos, pero la tarea se hace peligrosa, sobre todo en horas de la noche”.

Por su parte, Gerardo Arévalos, titular del Departamento de Necrópolis, anunció que pedirán un relevamiento de tumbas abandonadas, a través de la dependencia de Liquidaciones, para su recuperación y posterior concesión a otras personas.