22 de agosto
Martes
Despejado
19°
25°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 3 de mayo de 2017, 02:00

EBY: Aumenta 20% pago por cesión y habrá más dinero por el territorio

Ángel Recalde, director de Yacyretá, confirmó que se acordó aumentar el pago por cesión de energía en 20%, a favor de Paraguay. La compensación por territorio inundado superará los USD 1.000 millones.

Los gobiernos de Paraguay y Argentina rubricarán mañana, a las 12.00, en Ayolas, el memorándum de entendimiento, en el marco de la revisión del Anexo C del Tratado de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). Ángel Recalde, director paraguayo de la hidroeléctrica, dialogó con ÚH y brindó los pormenores del acuerdo final.

Reiteró que la deuda de la binacional con el Tesoro argentino queda en USD 4.084 millones, luego de hacer todas las conciliaciones y que habrá un período de gracia de 10 años (2018 - 2028), de manera a que la entidad pueda recuperarse financieramente y así empezar a amortizar el capital a partir del 2029. Posteriormente, el plazo de pago es de 20 años.

La tarifa de venta de energía será calculada el año que viene, pero el ingeniero señaló que incluso podría ser menor a lo que se paga actualmente, algo que conviene a la ANDE.

Un punto que interesa sobremanera al Tesoro paraguayo es el pago por cesión de energía. En ese sentido, confirmó que habrá un reajuste del 20%, tal como fuentes habían adelantado a este diario, hace un mes. Hoy el gobierno argentino abona USD 9,89 por cada megavatio hora (MWh) cedido. Esto hizo que, en todo el 2016, el pago por cesión de energía haya significado USD 82,8 millones.

Con el incremento, los argentinos pagarán USD 12 el MWh y, para hacer un ejemplo, si se calcula por la energía cedida el año pasado, Paraguay habría de recibir USD más de USD 100 millones al año.

TERRITORIO INUNDADO. Recalde explicó que, calculado el monto al 31 de diciembre de 2015, Paraguay debe recibir USD 940 millones en compensación por territorio inundado. Sin embargo, se debe actualizar el valor al 31 de diciembre de 2017 (dos años más). De esta manera, la cifra superará los USD 1.000 millones. Los pagos iniciarán en el 2023 y se hará en cuotas anuales, por 10 años.

"El monto es proporcional a la energía generada en el año. Sería un monto anual que superará los USD 65 millones más o menos. El año pasado se generó, hay que sumar. Luego, lo que se genere este año. No obstante, después habrá que deducir el dinero que ya se le entregó al Estado paraguayo en el 2005-2006, unos USD 85 millones. También las obligaciones de ANDE para terminar de integrar su capital. Lo que resulte va a pagarse a Paraguay en 10 cuotas consecutivas a partir del 2023", detalló.

Aclaró que todo lo que se genere a partir del 2018 ya se pagará puntualmente al año, en tiempo y forma. Solo ese monto anterior (calculado al 2017) se pagará en forma diferida (cuotas).

VENTA DE ENERGÍA. El director paraguayo comentó que en este acuerdo no se contempla taxativamente la libertad de Paraguay para vender el excedente de su energía a terceros países (en vez de ceder a Argentina), algo que podría generar el reclamo de los técnicos.

Resulta que si Paraguay vende directamente a otros países podría alcanzar un precio de entre 45 a 50 dólares el MWh (valor de mercado), muy superior a los 12 dólares que pagaría Argentina por cesión.

"No se modificó el derecho de preferencia (en la cesión de energía al otro socio), pero hoy no existen condiciones para la venta a terceros. Necesitamos disponibilidad de las líneas argentinas. Hoy debemos vender directamente solo a Bolivia y Brasil. Por lo que tenemos que preocuparnos es en tener más fuentes de generación, más disponibilidad de energía porque dentro de poco vamos a consumir todo y no nos va a preocupar tanto la venta, sino en usar nuestra energía", apuntó.

A su criterio, en el 2028 Paraguay tendrá problemas energéticos si es que no emprende nuevas obras de generación, ya que consumirá casi todo lo que produce en las binacionales y Acaray.

AÑÁ CUá y TURBINAS. Las primeras obras a ser encaradas por Paraguay y Argentina, siempre y cuando el Congreso Nacional apruebe el acuerdo, son la maquinización de Añá Cuá y la instalación de tres nuevas turbinas en la central de Yacyretá.

Recalde indicó que no se avizora una construcción inmediata de la represa Ita Corá - Itatí. No obstante, la idea es revitalizar todos los estudios que se hicieron en el pasado y, en ese sentido, cree que Ita Corá - Itatí es una iniciativa más factible que la hidroeléctrica de Corpus Christi, por el referéndum que se aprobó en la provincia argentina de Misiones y que prohíbe la obra. A los argentinos les urge contar con más fuentes de energía.

Embed