18 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 28 de junio de 2017, 02:00

Denuncian abandono de 220 familias en barrio social de la SAS en Itauguá

Sin fuentes de trabajo, sin recolección de basura y con un deficitario servicio de transporte están ex pobladores de la Chacarita, San Lorenzo y Capiatá que fueron asentados hace 12 años en Las Colinas.

"Nos tiraron acá y nos abandonaron", es la tajante afirmación de Andresa Peralta, coordinadora de la Comisión Vecinal del complejo habitacional Las Colinas, construido por la Itaipú y habilitado por la Secretaría de Acción Social (SAS) en el 2005, en la compañía Ñu Po'i, de Itauguá.

Su sentencia se refiere al hecho de que las 220 familias provenientes de la Chacarita, San Lorenzo y Capiatá, asentadas en este barrio social, sobreviven precariamente por la falta o la prestación deficitaria de servicios básicos imprescindibles.

Uno de los principales motivos de preocupación lo constituye el hecho de que en toda la ciudad no existen fuentes de empleo para la gente del núcleo poblacional, lo que hace que ni siquiera puedan pagar por el título de sus propiedades o por el consumo de energía eléctrica, que los pone en riesgo de desalojo, indican.

"Cuando nos trajeron acá, hace 12 años, nos dijeron que habilitarían fábricas para darnos trabajo. También que tendríamos tarifa social de la ANDE, pero cada mes pagamos entre G. 100.000 y 300.000. Pero solo fueron promesas. Nuestros maridos trabajan pero en tareas menores y ganan muy poco", lamentó Andresa.

Un extenso cañaveral rodea un amplio sector del lugar y en el mismo trabajan jóvenes y hasta niños que reciben una paga semanal de 30.000 guaraníes y 40.000 guaraníes por cada tonelada cortada de la caña dulce.

ALEJADO. Para poder comprar el alimento de cada día, la gente debe trasladarse siete kilómetros hasta un supermercado ubicado sobre la ruta 2, en el kilómetro 32,5.

Asimismo, para llevar a sus hijos en cada jornada a la escuela básica 2.957 Yukyrymí, deben recorrer dos kilómetros; en tanto que la otra, la escuela básica 2.130 Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, ya está a cinco kilómetros.

Las unidades de la única empresa que cubre internamente este barrio tienen una frecuencia que oscila entre los 40 minutos y una hora y solo trabajan hasta las 21.00.

POSTURA. El intento de ÚH por conseguir respuesta del ministro de la SAS, Héctor Cárdenas, resultó infructuoso. Sin embargo, en notas anteriores, el mismo mencionó que algunas familias de los bañados fueron beneficiadas con viviendas en Las Colinas, pero que las abandonaron después para volver a zonas bajas.

Agregó que la mayor parte de los beneficiarios o adjudicados de este proyecto permanecen en el barrio.

Señaló que ciertos bañadenses trasladados desde Asunción "no aprovechan" el techo que se les da.