16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 4 de octubre de 2017, 02:00

Control de velocidad de buses es tarea de las municipalidades

El trágico accidente protagonizado por la Línea 12 en el centro de Asunción, donde hubo dos fallecidos, motivó a un buen número de usuarios de la empresa Magno a exponer en los portales de noticias y en las redes sociales sus denuncias de la alta velocidad con que circulan sus unidades. Popularmente, ya fue bautizada como “aerolíneas 12”.

La forma en que se produjo el siniestro vial fatal, donde el vehículo de la Línea 12 no frenó al llegar a una vía preferencial, circulando a una velocidad no prudencial, hizo que un buen número de sus pasajeros recordaran que viajan con riesgos. Los conductores de vehículos enfatizaron los cuidados que se deben tener en la calle para evitar un incidente vial, por la excesiva velocidad de los buses de la Línea 12.

Peritos de la Fiscalía deben verificar en el video del bus siniestrado si el accidente se produjo por imprudencia del conductor o porque este tuvo algún problema de salud.

En la propia cuenta de la Línea 12 Magno en el Facebook, varios usuarios expresaron que sus unidades ya forman parte de las “aerolíneas” del transporte público, por la excesiva velocidad con que llevan a sus pasajeros. La Línea 27, empresa San Lorenzo, es la otra línea que hace mucho tiempo recibió el mote de “aerolíneas 27”, que pese a varios accidentes protagonizados sigue circulando a velocidades que alarman a sus pasajeros.

El viceministro de Transporte, Agustín Encina, ante la consulta de ÚH, expresó que las municipalidades y la Patrulla Caminera, según la jurisdicción que acontezcan, son las instituciones habilitadas por la ley para verificar y sancionar a choferes de los ómnibus que circulan a velocidades no permitidas.

Encina precisó que las quejas que el VMT recibe de excesos de velocidad de buses las derivan al municipio respectivo o a la Caminera.

CAMPAÑA MALICIOSA. El empresario Rolando Zuccolillo, de la empresa Magno, expresó a ÚH que tras el fatal accidente se enteraron del mote de “aerolíneas 12”. Precisó que revisaron las cuentas de los que denunciaban excesos de velocidad y vieron que tenían fotos de otras líneas de transporte. “Son personas maliciosas que quieren dañar a la empresa. Eran troles” (jerga en internet, de mensajes provocadores, sin fundamentos).

El directivo de Magno indicó que mantienen una velocidad de 22 km/h, y los buses tienen limitador de velocidad, además del GPS que monitorea las tres fases de cada itinerario.