24 de enero
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
17°
32°
Viernes
Despejado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
miércoles 28 de diciembre de 2016, 02:00

¿Con los padres o suegros?, desafío de elegir dónde recibir el Año Nuevo

Sicólogo aconseja a parejas que cada quién decida pasar la fiesta de fin de año con la gente y lugar donde se sienta más cómodo para evitar discusiones y malos momentos, solo por dar gusto al otro.

Cuando llega el mes de diciembre la gran odisea para muchas parejas es definir dónde pasar las fiestas; en la casa de los padres o en la de los suegros. También el desafío se da para los padres que son separados y desean estar en esta fecha especial con los hijos. Para ello, el sicólogo Ramón Torres da algunas recomendaciones a fin de que el nuevo año que se aproxima se lo reciba con alegría y tranquilidad, evitando peleas y malos ratos.

El experto sostiene que lo más importante que el matrimonio debe decidir es que las fiestas no deben ser un motivo para pelear o pasarla mal. Esta decisión se aplica en especial a cualquier actividad en la cual la familia política está involucrada.

"A veces, por alguna razón, mi pareja no se lleva bien con mi familia y yo no debería obligarle a ella o él a pasar un mal rato pidiéndole que esté donde no quiere. Podríamos decidir pasar juntos en la casa o que cada uno pase con su familia", señaló Torres.

Expresó además que cada pareja debe tener el poder de hablar del tema sin que ninguno se sienta atacado. "Quizás mi familia no quiere a mi pareja, o viceversa, pero esto no tiene que ver conmigo, ni es algo personal. A veces solo el tiempo logra resolver esta relación, y en algunos casos, dura para siempre", sentenció Torres.

PADRES DIVORCIADOS. En el caso de los padres separados el psicólogo afirmó que es muy particular, pero al tener dos fiestas se puede coordinar para que pase con uno la Navidad y con otro el Año Nuevo.

"Tampoco hay que ignorar que, al inicio, la separación suele ser muy dolorosa entre los adultos, y que en ese enojo cuesta mucho llegar a cualquier arreglo decente. No es raro que en los primeros tiempos aún quede mucha rabia el uno contra el otro, y no haya ningún arreglo posible", refirió.

El especialista en temas de matrimonio señaló que lo anterior es normal en las relaciones interpersonales.

"Por lo general, con el paso del tiempo, se puede llegar a acuerdos más sabios que protejan la salud emocional de los hijos. Cuando la mamá o el papá les impide a sus hijos ver a la contraparte, como un ejercicio de venganza, en realidad le hace mucho daño a los hijos y esto es algo que muchos padres ignoran", sostuvo.

Objetivos. Torres indicó que siempre hay un nuevo inicio, como lo es el Año Nuevo, ayuda a poner nuevas metas.

"Es un buen tiempo para reflexionar sobre las cosas que debemos cambiar en nuestra vida. Por ejemplo, cambiar la actividad laboral, comenzar a estudiar o terminar de sufrir por un amor sin amor. Para esto es clave la reflexión personal. Implica darse un tiempo diario para pensar en lo que uno quiere cambiar", finalizó.

Embed