28 de marzo
Miércoles
Mayormente despejado
19°
33°
Jueves
Muy nublado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 2 de enero de 2017, 01:00

Código del silencio, denominador común en el Norte

Una parte importante de la población del Departamento de Concepción se halla afectada por las andanzas de los grupos armados que tienen secuestradas a cuatro personas. Los pobladores viven en silencio y están resignados a vivir en zozobra, ante la pasiva intervención de las autoridades del orden público al respecto y los nulos resultados de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Según las averiguaciones realizadas, los distritos de Horqueta, Yby Yaú, Paso Barreto y Azotey son los lugares más afectados por la influencia del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Agrupación Campesina Armada (ACA) y el grupo liderado por Alejandro Ramos. “Nosotros no tenemos otra alternativa más que vivir en silencio y seguir trabajando”, destacó un poblador de Arroyito, que se encuentra resignado en vivir en estas condiciones.

Otra persona consultada explicó que si bien el EPP predica que no está en contra de los pobres, de igual forma daña a quienes tienen parientes o amigos en la Policía o en la política. “El caso de Edelio es patético, su familia es humilde, sufre la consecuencia por el solo hecho de que el hombre es policía”, señaló.

En Arroyito, muchos de los dirigentes campesinos ponen la cara y dicen que la FTC no colabora en la seguridad de las zonas afectadas; incluso, sostienen que la mayor violencia y la violación de los derechos humanos provienen de ellos.

NEGOCIADO. Hugo Pereira, un periodista concepcionero, ya escribió dos libros en los que pone en duda la existencia del EPP y que el problema de Concepción es más complejo con la amenaza de la narcoganadería, el ingreso de la agricultura mecanizada que extermina la agricultura familiar campesina. En síntesis, considera que hay un gran negociado con el mote del guerrillerismo.

En Horqueta es más difícil recoger opiniones. Las actividades económicas, si bien no sufren muchos daños, tampoco tienen posibilidades de crecer y menos recibir inversión por los recientes hechos de secuestro del ganadero Félix Urbieta. “Acá es mejor vivir calladitos”, dijo un joven que se disculpó para no hablar.

El EPP prohíbe a estancieros brindar apoyo a campesinos con maquinaria para el cultivo de la tierra. El hecho se había producido en el Núcleo 7, Arroyito, donde varias familias se beneficiaron con el apoyo de un establecimiento ganadero. El proyecto no continuó por amenazas.

Horqueta es una zona exclusivamente agrícola, la ganadería aún ocupa muy poco espacio. Yby Yaú es zona ganadera con muchas estancias. Azotey es mezcla de agricultura y ganadería. Paso Barreto es casi en su totalidad de actividad ganadera. Todas estas zonas tienen aún importantes extensiones de bosques, que según el EPP, no deben ser depredados. Eso consta en los muchos panfletos hallados.