17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 3 de junio de 2017, 02:00

Caso Indert: Allanan edificio, pero ya no encuentran rastros de oenegé

La Fiscalía allanó un inmueble tratando de ubicar a la oenegé Fucela, que cobró G. 2.247.742.636 del Indert por la construcción de cinco pozos para sistemas de agua potable, que no fueron culminados.

Una comitiva fiscal allanó ayer un edificio de Asunción donde supuestamente la oenegé Fundación Cerro Lambaré (Fucela) fijó como lugar de residencia o donde funcionaba, en el primer piso, pero ya no encontraron rastros de una eventual oficina en el sitio.

La diligencia fiscal se llevó a cabo en el marco de la investigación a varias oenegés que recibieron siderales sumas de dinero del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) para gestionar la construcción de sistemas de agua potable en distintas comunidades del país, que no fueron concluidos.

La investigación indica que el Indert abonó la suma de 2.247.742.636 millones de guaraníes a la ONG Fundación Cerro Lambaré (Fucela), de Edelmira de Giacomi de Andreotti y Patricia Zulma Báez, para la construcción de cinco pozos que quedaron inconclusos.

Es por ello que la comitiva fiscal encabezada por el agente anticorrupción Luis Piñánez se constituyó ayer, en horas de la mañana, en un edificio ubicado sobre las calles Bartolomé de las Casas casi Araucanos de Asunción, de tal manera a confirmar si dicha oenegé funcionaba en el sitio, pero solamente en la parte baja funciona un minimercado.

residencia. A través de averiguaciones con los vecinos, los investigadores constataron que en realidad, en la planta alta del edificio, en el primer piso, donde supuestamente funcionaba la fundación, era alquilado por la señora Edelmira de Giacomi de Andreotti, quien aparentemente residía en el sitio, pero quien meses atrás abandonó el inmueble, incluso dejando deudas de alquiler.

Además, los testigos también reconocieron a Pedro Benítez Almirón, parlamentario suplente (ANR) del Mercosur, propietario de la constructora Eclosión, firma que era subcontratada por Fucela para la construcción de los pozos. En ese sentido, indicaron que Benítez era visto con frecuencia en la zona junto a la señora Edelmira.

constructora. Según la investigación fiscal, Fucela subcontrató para la construcción de los pozos a la constructora Eclosión, que recibió de la oenegé la suma de G. 798.570.436, correspondiente a un primer desembolso para la realización de un pozo en Yrybucuá (San Pedro) y otro en Curuguaty (Canindeyú).

Días atrás, el fiscal Piñánez verificó in situ los lugares donde debían funcionar los pozos y logró constatar una serie de irregularidades en la excavación y presión del agua en lo que respecta a la colonia Espajín, en Horqueta, Departamento de Concepción. También que la presión del agua debía ser 25.000 metros cúbicos por hora; sin embargo, solo tenía 5.000 a 6.000 metros cúbicos por hora, entre otros.

El caso fue denunciado ante la Fiscalía por el presidente del Indert, Justo Cárdenas, por lesión de confianza y se están realizando las respectivas investigaciones.


En operativo similar la Fiscalía halló un motel

En uno de los procedimientos realizados en la causa, el fiscal anticorrupción Luis Piñánez allanó una vivienda en busca de la oenegé Resedá Poty, que cobró la suma de 2.107.100.000 guaraníes del Indert para la construcción de pozos, pero la comitiva fiscal se topó con un motel.

Mientras que la oenegé Mi Casita aún no pudo ser encontrada por los investigadores, pese a varios procedimientos en la búsqueda de sus oficinas. La misma cobró G. 2.148 millones.

Según investigaciones de ÚH, se pudo constatar que el Indert, presidido por Justo Cárdenas, hizo entrega de G. 128.615.360.962 en adjudicaciones a 53 oenegés para la construcción de al menos 300 sistemas de abastecimiento de agua potable.