10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 2 de octubre de 2016, 01:00

Barrios de Asunción que registran alta morosidad en pago de tributos

La morosidad se constituye en un problema que afectó a sucesivas administraciones de la Municipalidad de Asunción y que actualmente mantiene una cuenta que supera los USD 100 millones en diferentes conceptos tributarios.

La Dirección de Recaudaciones de la Comuna capitalina dio a conocer una lista de los barrios que más adeudan por impuesto inmobiliario y tasas especiales, sobre todo de recolección y disposición final de residuos sólidos domiciliarios.

Solo en el caso de Sajonia, Carlos Antonio López, Itá Pyta Punta, San Antonio y Rodríguez de Francia, el monto por cobrar trepa a G. 43.369.956.410; en tanto, que habría sumas similares de contribuyentes de otras áreas asuncenas que aún no regularizaron su compromiso.

Embed

También figuran en la nómina de zonas barriales con significativas deudas Republicano, Mburicaó, Tacumbú, Vista Alegre, Tablada Nueva, Jara, Ciudad Nueva, Ricardo Brugada (Chacarita), Obrero, entre otros.

En aquellos sectores ribereños o periféricos, lo que pagan las familias que los habitan son por lo general el servicio de recolección de basura, ya que la mayoría vive en terrenos que son del dominio público municipal.

POSTURA. El nuevo director de Recaudaciones de la institución municipal, Rolando Alvarenga, señaló que cuentan con un Departamento de Cobranza y una Unidad de Asesoría Jurídica que realizan notificaciones normales y extrajudiciales, a fin de presionar para que los vecinos se acerquen a abonar sus cuentas.

“Generalmente a partir de las notificaciones se le da un plazo al contribuyente para que regularice su deuda. Ahora estamos tomando la decisión de judicializar los casos”, manifestó.

Consultado si ya se tiene previsto iniciar algún proceso de remate de inmuebles o viviendas de morosos que deben millonarias sumas, Alvarenga insistió: “con esta administración empezaremos a analizar la posibilidad de judicializar algunos casos. No sabemos en qué quedaron los procesos en administraciones anteriores. Hasta ahora no se llegó a ningún desalojo con este Gobierno municipal”.

Por otra parte, el directivo comunal mencionó que existe también una cartera morosa que es anterior incluso al año 2005, con algunas cuentas que ya habrían prescripto, pero que de todas maneras serán estudiadas para ver si aún pueden ser cobradas.

El mismo dijo que mejoró significativamente la recaudación con el periodo de exoneraciones que culminó en setiembre, cuando solo en el mes anterior se ingresó a las arcas la suma de G. 62.000 millones, un ciento por ciento más de lo cosechado en el mismo año del 2015.

Apuntó que lo positivo es que los sueldos se pagan con ingresos genuinos y no se apela a créditos que endeudan aún más al municipio.