3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 16 de agosto de 2016, 01:00

Atrapar el sueño adecuado, eso es lo que importa

Por Sergio Cáceres Mercado

caceres.sergio@gmail.com

Roald Dahl es uno de los escritores para niños más populares en lengua inglesa. El cine y la televisión se han surtido de sus clásicas obras y así siguen en la imaginación de los pequeños sus cientos de personajes. Ahora que en setiembre el mundo entero lo recordará en su centenario de nacimiento, Steven Spielberg le dedica un hermoso homenaje dirigiendo en la pantalla grande una de sus más populares creaciones.

Por supuesto, si Spielberg está a la cabeza, se asegura una factura técnica impecable. Incluso arriesga y decide utilizar la técnica de captura de movimiento para el caso de los gigantes, una tecnología que no ha tenido buenas críticas en las películas donde fue utilizada, pero que acá está inteligentemente puesta, pues solo se usa en los gigantes y no en los humanos.

Todo está hecho para que los más pequeños se sientan seguros, por lo que esta adaptación ha censurado algunas partes que pueden ser fuertes (censura que, por cierto, le ocurre muy a menudo a los cuentos infantiles), pues los gigantes son más temibles en el original de lo que son mostrados. Así que hay más ternura en esta nueva realización, en especial la relación entre Sofía y el BAG.

Lastimosamente es muy lenta en muchas partes de su desarrollo, especialmente al inicio. Los momentos de acción son pocos y son dejados para el final. Hay solo una pizca de humor, quedando algo en la forma rara de hablar inglés de BAG, que solo puede ser apreciada por los que entienden el idioma, y que no sabemos cómo habrá sido resuelta en el doblaje al castellano.

Hay que resaltar la genial performance de la niña Ruby Barnhill, todo un descubrimiento que seguramente veremos crecer en otras producciones. El papel de niña huérfana y soñadora le queda perfecto y se adecua a su nuevo amigo gigante especializado en cazar sueños.

No será un título muy recordado dentro de la amplia filmografía de Spielberg, pero valdrá la pena ir a verla en este Día del Niño.

Calificación: *** (buena)