6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 9 de octubre de 2016, 01:00

Analista afirma que recorte a estatales no es gran ahorro

Según el sociólogo y analista José Carlos Rodríguez Alcalá, el recorte de privilegios a funcionarios del Estado, recientemente decidido por el Poder Ejecutivo y a punto de ser aprobado por ambas cámaras del Congreso, “toca solo la plata chica” y no supone un ahorro o aporte muy grande para el país.

Consultado sobre el tema, señaló que es un gesto hecho con la idea de ganar legitimidad frente al sector empresarial, que constituye un grupo importante, pero que no es el mayor ni precisamente el más necesitado.

Para Rodríguez, “la plata grande” está en la baja presión tributaria que rige en el país y en el dinero que se deja de cobrar a los grandes empresarios o a sectores tales como los sojeros y otros grupos privilegiados debido al sistema tributario injusto que rige en el Paraguay.

Habló además de los grandes latifundios que no tributan al Estado.

Mencionó que el presidente Horacio Cartes, al no animarse a tocar el sistema impositivo, recurre a la política de endeudamiento, que empobrece más al país.

Dijo que incluso el sistema de obras llave en mano es un tipo de préstamo que además resulta muy costoso.

Para Rodríguez, es “una cuestión ideológica”, donde se pretende solucionar los problemas del país con un achicamiento del Estado.

Consideró que el sistema tributario es injusto porque en el país, como en otros sitios de la región, los impuestos son indirectos y regresivos, donde el pobre es quien finalmente termina pagando los tributos.

Rodríguez consideró que la eliminación de los privilegios, tales como las gratificaciones, es un hecho “más publicitario” que exitoso y que se puede catalogar como “populismo caté o de clase A”, ya que está dirigido a congraciarse con el sector que maneja la economía de la nación y no precisamente con la gente común.

REELECCIÓN. Indicó que atrás debe estar siempre el plan de reelección, y la intención es congraciarse con quienes puedan ayudarlo en otra campaña política, pero advirtió que, al no ser una medida popular, puede convertirse en un factor en contra a la hora de requerir los votos de la ciudadanía, en el hipotético caso de que el Congreso dé luz verde al rekutu presidencial.

900.000 votos. El sociólogo puso números. Dijo que si se habla de 300.000 funcionarios públicos, esa cifra puede multiplicarse por tres, dando un número muy interesante a la hora de acudir a las urnas.

“Políticamente le va a complicar la vida”, consideró, recordando que el Ejecutivo aún tiene la esperanza de lograr los cambios en la Constitución para que Cartes tenga la posibilidad de la reelección.