21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 28 de junio de 2017, 02:00

A falta de sistema de agua potable, comunidades se manejan con tanques

Hasta ahora se sigue esperando la construcción de la infraestructura para provisión de agua de calidad no solo para CDE, sino para municipios vecinos como Minga Guazú, Hernandarias y Presidente Franco.

Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

Pese a estar rodeados de agua dulce, para muchos sectores –principalmente los más humildes de Ciudad del Este– el acceso a agua potable constituye una gran dificultad, al punto que deben manejarse con tanques para tratar de resolver esta necesidad básica.

Esta semana la Municipalidad de Ciudad del Este realizó la entrega de dos tanques de almacenamiento a comunidades humildes y se comprometió en abastecerlos regularmente con agua potable.

Los funcionarios de la Municipalidad llegaron primero al barrio Che La Reina, del km 4,5, para entregar el tanque; y luego al asentamiento Cristo Rey, también del km 4, donde más de 40 familias –entre ellas más de 100 niños– se abastecían de un pozo.

La situación se agravó por las precipitaciones pluviales que colmataron el pozo, el cual se llenó de residuos contaminantes, por lo que varios niños presentaron diversos problemas de salud. Es por ello que, además de entregar los tanques, la Comuna se comprometió a llevar un equipo médico para los pobladores.

PROYECTO. El año pasado concluyó el anteproyecto ejecutivo para la construcción de un sistema de provisión de agua potable y red de alcantarillado para los municipios de Minga Guazú, Presidente Franco, Hernandarias y Ciudad del Este, en Alto Paraná. La obra en sí costará unos 700 millones de dólares y se desconoce el tiempo en que podría iniciarse efectivamente.

La elaboración del proyecto demandó una inversión de 1.700.000 dólares y fue financiada por Itaipú Binacional. El trabajo estuvo a cargo de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap).

Sin duda se trata de una obra realmente muy importante para las cuatro ciudades del Alto Paraná, la cual permitirá mejorar las condiciones de acceso a agua potable y todo lo que se refiere a alcantarillado.

Según se supo, el proyecto, una vez que se disponga de fondos, se estaría adjudicando por etapas a través de una licitación internacional.

SITUACIÓN. En más de una oportunidad las autoridades locales y departamentales calificaron de "gravísimo" el problema de falta de acceso a agua potable en Ciudad del Este y sus alrededores, donde se estima que la provisión del vital líquido no llega al 10% de la población.

En Alto Paraná se asientan más de 300 microoperadores de suministro de agua, algunos son privados (aguaterías) y otros son administrados por juntas de saneamientos. La idea desde un principio fue crear un solo operador grande, y el beneficio sería que tendría su laboratorio propio, teniendo como 100.000 conexiones, los costos medios bajarían y la tarifa sería más barata.

El sistema de agua potable comprenderá de una planta de tratamiento con una probable captación de agua cruda del Lago de Itaipú, en la ciudad de Hernandarias, reservorios, estaciones de bombeo, tanques elevados, aductoras y redes de distribución.

Se prevé que el sistema de alcantarillado sanitario esté compuesto por siete plantas de tratamiento de aguas residuales, con probables descargas a los ríos Paraná, Monday y Acaray, estaciones de bombeo, líneas de impulsión y redes colectoras.