22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 18 de junio de 2017, 09:55

11 muertos y 20 heridos en ataque talibán en Afganistán

Once personas resultaron muertas y 20 heridas en un ataque talibán contra un cuartel policial de Gardiz, capital de la provincial oriental afgana de Paktia, informaron fuentes policiales, que indicaron que seis de los fallecidos eran los miembros del grupo atacante.
EFE

Un grupo de seis talibanes asaltaron a las 06.30, hora local (02.00 GMT), el cuartel de la Policía en Gardiz, desde el que se dirigen las operaciones en cuatro provincias.

La acción comenzó cuando un suicida hizo explotar una camioneta para abrir paso al resto de los insurgentes.

Un segundo atacante fue abatido por la Policía a la entrada y los otros cuatro consiguieron penetrar en el complejo, explicó el portavoz de la Policía de Paktia, Sardar Wali Tabasom.

"De los cuatro que entraron en el complejo, tres fueron abatidos poco después (...) mientras que un cuarto se metió en una cocina y allí resistió" nueve horas, indicó.

Tabasom explicó que las autoridades decidieron esperar porque dos cocineros habían quedado atrapados en la cocina con el asaltante, aunque finalmente fueron rescatados con heridas menores después de que el insurgente fue abatido.

En el ataque murieron cinco policías y otros nueve resultaron heridos, mientras que once civiles sufrieron daños pero todos están siendo atendidos en un hospital y no corren peligro.

El portavoz del gobernador provincial, Abdullah Hasrat, indicó que la explosión del vehículo fue tan potente que "está siendo difícil encontrar restos del camión y que en un radio de un kilómetro se rompieron los cristales de las ventanas".

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, reivindicó el ataque en un comunicado difundido por correo electrónico, en el que aseguró que han muerto decenas de policías.

En los últimos dos años y medio, el Gobierno afgano fue perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.

Según datos de esa misma fuente, entre enero y noviembre de 2016 al menos 6.785 miembros de las fuerzas de seguridad afganas murieron y otros 11.777 resultaron heridos, en línea con el recrudecimiento del conflicto.