Interior

Sequía de más de 100 días afecta a nativos y agricultura

 

En la comunidad indígena Acaraymi, de Hernandarias, señalan que están en situación de emergencia debido a que la prolongada sequía afectó sus cultivos de autoconsumo, por lo que claman ayuda de la comunidad y de las autoridades para cubrir sus necesidades básicas.

Los pozos se están quedando sin agua, denuncian, a pesar de que constantemente limpian, y la situación incluso podría terminar afectando al desarrollo normal de las clases. “No somos de pedir ayuda, pero ahora recurrimos a los amigos y a las autoridades porque necesitamos. No tenemos más aguas, nuestros pozos se secaron, no podemos cultivar. Necesitamos ayuda”, dijo Andrés Ortiz, líder de la comunidad. Insistió en que no pueden cultivar nada porque no llueve. “Nosotros lo que más cultivamos, tanto para consumo como para venta, es mandioca. Pero con la sequía nada podemos hacer”, dijo.

Rubén Sanabria, vicepresidente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, conversó con el líder indígena y dijo que es grave la situación. “Su seguridad alimentaria está con serio riesgo. La situación es igual en colonias vecinas como Fortuna Unida, Toryvete, entre otros”.

Dijo que a través del CAP se va a analizar la situación en el Ministerio de Agricultura y ver lo que se puede hacer por estas 160 familias de la parcialidad Avá Guaraní. WF

FALTA DE LLUVIA AFECTA A LA AGRICULTURA. La sequía comienza a golpear al sector productivo primario del Norte, especialmente a los pequeños agricultores, que esperan lluvia para la preparación de suelo. A la falta de lluvia se suman los pequeños focos de incendios de pastizales que crean un ambiente más difícil para los habitantes del campo.

Cientos de agricultores se preparan para el cultivo de unas 8 a 9 mil hectáreas de sésamo en Concepción, para lo cual hay promesa de apoyo estatal en el preparado del suelo.

Ahora las tareas agrícolas son nulas, pues se espera la lluvia para iniciar el trabajo, según los labriegos. JR

Dejá tu comentario