Política

Senadores lamentan la falta de sanciones en el Código de Ética

 

Los senadores Stephan Rasmussen, del Partido Patria Querida, y Blanca Ovelar, del Partido Colorado, lamentaron ayer la falta de sanciones en el recientemente aprobado Código de Ética del Senado. Sin embargo, valoran el reglamento, ya que establece un procedimiento para las verdaderas sanciones que pueden afrontar los legisladores.

Sucede que la propuesta planteaba sanciones, como la suspensión y hasta la pérdida de investidura, pero algunos senadores pidieron el rechazo y hasta calificaron la idea como ley mordaza. Finalmente se aprobó el texto, pero solo se prevé aplicar amonestaciones verbales o escritas.

“Creo que el corporativismo político una vez más triunfó. La idea era otra. Básicamente lo que hace el Código de Ética es reglamentar la inconducta del legislador, que establece el artículo 190 de la Constitución misma. Porque hoy en día no está reglamentado en ningún otro lugar. Es mentira que en nuestro reglamento interno está reglamentado. El Código de Ética aprobado dice taxativamente en un artículo que pasa a formar parte del reglamento interno de la Cámara”, señaló Rasmussen.

El legislador se mostró apenado porque “no tiene ningún sentido” una amonestación verbal ante alguna inconducta. “Lo que nosotros (Patria Querida) sugerimos a la Cámara, y no tuvimos el acompañamiento de los legisladores, fue que se incluyan las tres sanciones que están estipuladas en la Constitución misma: una es la amonestación, obviamente la escrita; la segunda es una suspensión de hasta 60 días sin goce de dieta o sueldo, y la tercera es la pérdida de investidura, que también está en la Constitución en el artículo 201”, explicó el senador.

Sorprendido. Igualmente, Rasmussen se mostró sorprendido porque algunos de sus colegas cambiaron de postura a la hora de votar por la aprobación del Código. “Hablé con varios legisladores, me dijeron que iban a acompañar, no sé si acompañaron, si estaban en sala, pero por lo menos no salieron a defender abiertamente que se incluyan las sanciones, y otros legisladores cambiaron de posición”, lamentó.

Reiteró que al Código de Ética le faltan “las sanciones reales, que son la suspensión y la pérdida de investidura”, pero por lo menos establece el procedimiento para las sanciones a los legisladores.

Por su parte, la senadora Blanca Ovelar indicó que sus propuestas se perdieron en la votación. “Nosotros, en la Comisión de Transparencia y Parlamento Abierto, trabajamos una propuesta mucho más elaborada (...). Los compañeros de la Comisión de Legislación, encabezados por Sergio Godoy, dijeron que es objetable hacer un Código de Ética, que es abstracto, que es general, que no puede ser reglamentarista, y yo les conté la experiencia de otros países, que tienen Códigos mucho más detallados que el nuestro, pero el pleno decidió lo que salió. Y bueno, valoremos como un comienzo”, expresó la legisladora, señalando que el Código aprobado es perfectible.

Dejá tu comentario