Sucesos

Rechazan recurso de Justo Ferreira e hija y abren proceso disciplinario

El Tribunal de Apelación destrabó el caso Imedic, con respecto a los insumos chinos para la pandemia. Se había apelado la resolución del juez Humberto Otazú que fijó la audiencia preliminar.

El caso de Justo Ferreira y su hija Patricia Ferreira, procesados por la supuesta compra irregular de insumos médicos durante la pandemia, fue destrabado por el Tribunal de Apelación Penal, con lo que se podrá fijar la audiencia preliminar.

Los camaristas Gustavo Santander, Cristóbal Sánchez y José Waldir Servín declararon inadmisible el recurso de apelación general promovido por la defensa de los dos encausados, a través de su abogado Carlos Montanaro.

Además, dispusieron que se formara un cuadernillo con todas las recusaciones interpuestas en la causa, con informe de la actuaria sobre las recusaciones que presentaron Justo y Patricia Ferreira, para determinar si deben o no ser sancionados.

En el caso, la defensa recurrió la resolución del 22 de abril pasado del juez Otazú, por la que fijó para el 18 de mayo pasado la audiencia preliminar, donde debía estudiarse la acusación fiscal. El pedido quedó trabado por varias recusaciones que llegaron incluso a la Corte.

Al analizar la causa, los camaristas señalan que la resolución atacada es una providencia, que no puede ser atacada por un recurso de apelación general, por lo que declaran inadmisible el pedido.

Además, dicen que al verificar las recusaciones que hubo, corresponde que se forme un cuadernillo para realizar un procedimiento disciplinario para los acusados y los abogados que los presentaron.

LA CAUSA. Justo Ferreira y su hija Patricia, accionista y presidenta de la firma Insumos Médicos SA (Imedic), son acusados por presuntos delitos de contrabando, asociación criminal y producción de documentos no auténticos.

La investigación de los fiscales Sussy Riquelme, Alma Zayas y Marcelo Pecci es por la compra fallida de insumos médicos para el Ministerio de Salud durante la pandemia del Covid-19 en el 2020.

Además de los citados, también son acusados Carlos Alberto Gamarra, y los funcionarios de Aduanas Guillermo Molinas y Gustavo Adolfo Acosta procesados por presunta complicidad en el hecho investigado.

Asimismo, los representantes del Ministerio Público solicitaron el sobreseimiento definitivo de Lauri Marcio Pool y Mario Joel Olmedo.

La causa guarda relación con la compra de 400 camas hospitalarias manuales y 50 camas hospitalarias eléctricas que no tenían la autorización técnica de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa) del Ministerio de Salud Pública.

Ahora, el juez de Delitos Económicos Humberto Otazú fijará nueva fecha para la audiencia preliminar.


Otra causa con apelación similar
La otra causa de la firma Imedic SA es por supuesta falsificación de facturas de la firma Eurofarma para la comercialización de insumos oncológicos. En este caso, la defensa de Patricia Ferreira, acusada junto con Nidia Godoy y el despachante de Aduanas Néstor Ramírez, también presentó un recurso de apelación general contra la resolución de la jueza Clara Ruiz Díaz que fijó la preliminar. Con ello, hasta que no haya una resolución, no se podrá realizar la preliminar.

Dejá tu comentario