Sucesos

Presunto mano derecha de Beira Mar pedido por Brasil cayó en Asunción

Agentes de Crimen Organizado capturaron al considerado único padrino paraguayo del narcotráfico, Néstor Báez Alvarenga. Vivía en una lujosa vivienda en Asunción, con estrictas medidas de seguridad.

Néstor Báez Alvarenga (57), alias Bigote, llegó a ser considerado mano derecha de Luiz Fernando da Costa, alias Fernandinho Beira Mar, líder de la facción criminal Comando Vermelho (CV), que tiene su centro de operaciones en Río de Janeiro, Brasil. Báez Alvarenga fue capturado ayer por agentes de la Policía Nacional en el barrio Los Laureles, de Asunción.

Agentes del Departamento Contra el Crimen Organizado, en coordinación con la Dirección de Investigación Criminal, realizaron un seguimiento a Báez Alvarenga en su casa, y el miércoles a la noche el porcentaje fue muy elevado, y a las 7.10 de ayer ingresaron en la lujosa vivienda.

Bigote intentó fugarse cuando escuchó que el portón que da a la calle Camilo Recalde era violentado; trató de salir saltando la muralla que da hacia Manuel Blinder, pero en el intento una de las cuchillas del cercado le cortó y se produjo su detención.

Tras su captura, los agentes empezaron una minuciosa búsqueda de evidencias en la vivienda, donde se incautaron de una pistola Glock con dos cargadores, una camioneta que no fue justificada y documentos con identidades falsas.

La agente fiscal Alicia Sapriza mencionó que entre las evidencias encontraron un registro de conducir de la Municipalidad de Ypané y una cédula de identidad a nombre de Pablo Benítez.

MOTIVO. La detención de Báez Alvarenga se da debido a que tiene dos mandamientos de prisión en el Brasil. El pasado 13 de setiembre, el juez Alcides Corbeta ofició su orden de detención con fines de extradición, tras recibir un exhorto de la Justicia brasileña.

En Paraguay no tiene cuentas pendientes con la Justicia.

Aquí había sido detenido en 1998 remolcando un vehículo con droga y compurgó su condena con dos años de cárcel.

FISCAL EN LA MIRA DEL JEM. En el 2011 fue detenido en Pedro Juan Caballero, pero fue liberado. Por ese caso, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) resolvió recientemente la suspensión y el enjuiciamiento del fiscal Justiniano Cardozo por haber obstruido la extradición de Báez Alvarenga, cuando era fiscal en la capital del Amambay.

Dejá tu comentario