Mundo

Patronal francesa, a favor de enmendar pacto UE-Mercosur

 

La patronal francesa Medef considera que su país no podrá dar el visto bueno al acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur si no se enmienda para incluir cláusulas medioambientales, sobre todo ante la actitud del Gobierno brasileño.

“No sé cómo políticamente Francia podría firmar ese tratado y también veo que Alemania en su programa de coalición está más o menos alineada en la misma posición”, señaló el miércoles el presidente del Movimiento de Empresas de Francia (Medef), Geoffroy Roux de Bézieux.

En una entrevista a Efe, explicó que su organización “de forma global” está a favor de los acuerdos comerciales internacionales que en los últimos 30 años han contribuido “a la prosperidad mundial”. Pero puntualizó que ahora esos acuerdos deben integrar “de forma fuerte cláusulas recíprocas en el terreno medioambiental” y el texto que negociaron la Unión Europea y Mercosur plantea “un problema” por la política del Ejecutivo de Jair Bolsonaro en materia de deforestación, que confió en que sea temporal.

ACUERDOS BILATERALES. Sobre la posibilidad de enmendarlo, señaló que también se pueden establecer acuerdos bilaterales entre la UE y algunos países sudamericanos. Se refirió en particular a Chile, con el que hay discusiones y que además es un proveedor de litio, un material que va a ser necesario “de forma masiva” para las baterías eléctricas.

Es decir, que “en el marco de la negociación se puede discutir en paralelo de forma bilateral con países que tienen menos problemas con la transición medioambiental”.

El acuerdo entre la UE y Mercosur se cerró en 2019, después de una veintena de años de negociaciones, pero para su aplicación es necesaria la ratificación por ambas partes, lo que implica recibir el visto bueno de todos y cada uno de los países miembros.

Las autoridades francesas llevan repitiendo prácticamente desde el principio que aplicarán su veto mientras no se atiendan una serie de exigencias, entre ellas, la denominada “deforestación importada”. También le reprochan que no se imponga para las importaciones de Mercosur, en particular las agrícolas, las mismas reglas medioambientales y laborales que soportan los agricultores europeos.


“Proteccionismo disfrazado...”
La semana pasada, la Asociación Brasileña de Productores de Soja (Aprosoja) tildó de “colonialista” un proyecto de la Unión Europea (UE) que apunta a prohibir la exportación de productos agrícolas obtenidos en suelos desforestados y degradados.
“Proteccionismo comercial disfrazado de preocupación ambiental. De eso trata la medida” que se debate en la UE “para restringir las importaciones de productos agrícolas bajo el argumento de intentar contener la deforestación”, señaló Aprosoja. Según Aprosoja, “la Unión Europea debe entender que no es más la metrópolis del mundo y que Brasil y el resto de los países de Suramérica dejaron de ser sus colonias”.

Dejá tu comentario