Economía

Pasos dados hacia el Anexo C

Dr. Ricardo Rodríguez Silvero

Los pasos ya dados hacia la revisión del Anexo C van desde agosto de 2019 hasta el presente y los próximos meses y años. El primero fue en aquel entonces la constitución de la Comisión Asesora Ad Honorem para su revisión, creada informalmente por el Gabinete Civil de la Presidencia en agosto y por Cancillería formalmente en octubre de aquel año. El 30 de diciembre de ese mismo año el Poder Ejecutivo firmó un decreto constituyendo, con altas autoridades del sector público y prominentes profesionales del sector privado, los grupos de trabajo hacia el Anexo C, que cubrieron 4 áreas: La comercial, la económica, la jurídica y la técnica, aquí expuestas en mero orden alfabético. En febrero de 2020 la Itaipú Binacional (IB), “Determinación” mediante, creó los grupos de trabajo de la misma, que pasaron a integrarse en apoyo a los creados por el Poder Ejecutivo.

Los grupos de trabajo así integrados se juntaron y empezaron a trabajar desde marzo de 2020. Estuvieron compuestos por más de 50 representantes de alto nivel de diversas instituciones, incluyendo a la IB y a la ANDE. Terminaron sus tareas en enero de 2021 con sendos informes sobre el diagnóstico de la IB y escenarios varios para el accionar de los negociadores.

Durante el mandato del embajador Abg. Federico González como canciller, se preparó la publicación de los aportes realizados en 2019 y 20 a la Comisión Asesora Ad Honorem para la Revisión del Anexo C por la ciudadanía, por algunas instituciones académicas, así como por conocidos intelectuales locales y representantes de la sociedad civil. Estos aportes fueron publicados en página web de la Cancillería ya cuando el Dr. Euclides Acevedo ejercía sus funciones de novel canciller, quien exhortó a toda la ciudadanía a seguir haciendo aportes para la revisión del Anexo C.

El 1 de febrero de 2021 los representantes de los 4 grupos de trabajo entregaron a Cancillería sus respectivos informes, que en total suman más de 1.000 páginas. Se encuentran entre los mejores y más completos estudios realizados sobre el Anexo C y otros documentos oficiales de la IB, así como sobre los hechos que los acompañaron.

El pasado 6 de abril se entregó al canciller Dr. Euclides Acevedo una presentación de unas 500 páginas en formato electrónico, muy bien seleccionadas, a los efectos de que se la publique, con nombres de los autores, en la página web de la Cancillería. Esto último se halla ya en proceso.

El Gobierno paraguayo elevó a su par brasileño hace algunas semanas la propuesta formal de iniciar ya la revisión del Anexo C. La contraparte brasileña aún no se expidió formalmente al respecto, que yo sepa, pero sí se manifestó partidaria de empezarla próximamente, en reuniones presenciales, una vez que la pandemia lo permita.

Cuando eso ocurra, los negociadores de ambas Partes Contratantes se encontrarán para evaluar las posibilidades de revisar el Anexo. En él se establecen las bases financieras y de prestación de los servicios de electricidad de la IB. Se hará el análisis de los estimados egresos de los años 2022 y 2023, que irán disminuyendo progresivamente. En el 2023 caerá sustancialmente el total de la columna de egresos de la IB por la desaparición de la deuda (amortizaciones y tasas de interés), que representaba más del 60% de la misma. Ergo, habría razón para disminuir también sustancialmente la tarifa. La actual asciende a 22,6 USD/kW mes.

El grado de descenso de la tarifa para 2023 dependerá de las decisiones que tomen las Altas Partes Contratantes sobre los “gastos de explotación”, en el sentido estricto del término, así como sobre los gastos e inversiones socio-ambientales y de megaobras de infraestructura. Si ambas partes se pusiesen de acuerdo también en iniciar ya la construcción de la esclusa y obras conexas, previstas expresamente en el Anexo B, así como en la instalación adicional de dos turbinas más, junto con la continuación de la modernización tecnológica de la IB, así como eventualmente con el aumento del nivel de las aguas del embalse, entre otras decisiones, la financiación de todas ellas hará que la tarifa caiga significativamente, aunque no al mínimo teórico de 9,6 USD.

Dejá tu comentario